Search This Blog

Loading...

Friday, June 03, 2016

El nuevo inglés (The New English)


En los pasados seis años he laborado como maestro de preescolar  y supervisor educativo en centros de desarrollo infantil en Georgia y Florida. 

En los últimos meses, y debido a la alta tasa de personas que están mudándose desde las fronteras hacia el país, o la inminente migración de puertorriqueños hacia los estados, el idioma español se ha proliferado en los lugares antes mencionados. A tal punto que se han vuelto casi la lengua oficial de los estados del sur.

Sin embargo, la obligación del inglés como idioma principal en las transacciones gubernamentales y comerciales está vigente. Por tanto, las personas se ven obligadas a aprenderlo de una manera u otra.

Esto no es nuevo en situaciones parecidas. Por ejemplo, con la ola de personas entrando a los Estados Unidos en la década de los años 1950 las personas comenzaron a adaptarse lingüísticamente. A tal punto que el inglés se convirtió en una especie de dialecto suburbano llamado Spanglish. Este se fundamenta en la utilización de vocablos del inglés en el espacio español. Ejemplo de estos lo es Maqueta por Market; Rufo por Roof, Puchame por Push Me, entre muchas otras.  

Sin embargo, con las nuevas generaciones del siglo XXI, y quizás debido a que la globalización está más presente, el inglés se ha ido modificando a lo que he llamado “Nenglish” (N= New y English= inglés). Esta nueva modalidad no es la misma de la conversión de las palabras del inglés al uso latino. Sino, que esta nueva modalidad va más allá. Es el uso de reglas lingüísticas del español dentro de la lengua inglesa. Por ejemplo, la regla de utilizar palabras en su formato verbal para representar algo. 

Mapo para Mapear

Baño para Bañarse 

También, el uso de las reglas gramaticales en la escritura del idioma: Como por ejemplo, el uso de los dos puntos después del saludo en una carta.
 
Querida Amiga:  (formato en español)

Dear Friend,  (formato en ingles)

Dear Friend: (formato Nenglish) 

Volviendo al asunto del uso de palabras para representar verbos, algunos ejemplos lo son: 

Estoy duchándome / Estoy tomando una ducha (formato en español)

I am taking a shower (formato en ingles)

I am showering (format en nenglish) 

Este último suprimió la acción “tomar” y la convirtió directamente en “showering”.

Otro ejemplo: 

Voy a barrer (formato en español)

I go to sweep (formato en ingles)

I go to bruming  (formato en nenglish) 

Este sentido se debe a que la palabra escoba en inglés se escribe “Brum” y es más fácil establecer el verbo “Brumming” que “Sweep” debido a que el sonido del verbo no coincide con el de la palabra base. 

Aunque existen personas que condenan la idea de que el inglés se desarrolle hacia un nuevo lenguaje, están los que piensan como yo: Los lenguajes son un ente vivo de la sociedad que cambian de acuerdo a las necesidades de quienes lo hablan. Este fenómeno debe ser bien visto siempre y cuando la utilización de las palabras tenga un sentido común y la idea del hablante sea entendida por el oyente. 

Además, ya ha ocurrido en otras ocasiones. Son nuevas las palabras que han venido con la tecnología (chatñol y Chat-english que son el uso de las abreviaturas y símbolos en la comunicación por texto). Y en el pasado, el inglés de Shakespeare mutó al actual, así como la lengua de Cervantes mutó al español moderno.  Lo importante es que todos lleguemos a entendernos sin complicaciones. Que vivan los nuevos lenguajes; y a escribir y hablar como mejor nos sintamos.
 
Por: Norman Joel de Jesús de Jesús, ED.D.
Wimauma, Florida 2016