Search This Blog

Friday, August 21, 2009

Nutrición infantil: cuando los chicos no quieren comer

Prefieren las salchichas y las hamburguesas, y huyen a las hojas verdes. O buscan excusas para evitar sentarse a la mesa. Cuando los conflictos con los chicos se desatan a la hora de la comida, además de rever qué se les sirve, los especialistas estudian el contexto familiar.
"Es importante la formación de hábitos alimentarios, y para eso el modelo es la familia. El niño observa todo en la mesa -señala la doctora Liliana Trifone, vicepresidenta de la Hospital de Niños Ricardo Gutiérrez -. Entonces, si no quiere comer, que no lo haga, pero que se mantenga sentado y en familia." Esto, claro, descartando problemas fisiológicos del menor.
A los 3 años, suele presentarse un rechazo a los alimentos nuevos que se denomina neofobia. La comida deja de ser su principal interés, y dice No antes de probar un bocado. "Una opción es cambiar la forma de preparación y cocción. Además, no se recomienda hacerle un plato aparte porque tiene que comer lo mismo que el resto de la familia", explica la licenciada en nutrición Marisol Díaz, socia de la Asociación de Dietistas y Nutricionistas Dietistas .
Respecto a la alimentación, hay dos personalidades de chicos, los de buen comer y los siempre inapetentes. "La capacidad gástrica de los niños es el puño de su propia mano que, comparado con un adulto, es poco, pero alcanza", explica la pediatra María Eugenia Lier, del Hospital Alemán .
"Si los controles de peso, crecimiento y las habilidades que van adquiriendo, o sea su desarrollo, son acordes a su edad hay que estar tranquilos, aunque nos cueste. La alimentación es una forma más de comunicarse, por lo tanto debe estar en un ambiente placentero, cálido y divertido", agrega Lier.

El alimento no es sólo alimento
Es, además, contención y afecto. "La comida es un diálogo entre madre y niño. Ella, a través del alimento, le da afecto y contención. El chico cuando lo recibe se siente seguro y querido. Entonces los trastornos en la alimentación son complicaciones en este diálogo", concluye la licenciada Mónica Cruppi, miembro didacta de la Asociación Psicoanalítica Argentina .
Y esa comunicación se ve afectada cuando el centro de atención es la comida. En algunos casos, el rechazo puede expresar distintas emociones, como enojo o miedo, y también es una forma de llamar la atención. "Si un niño de 3 o 4 años necesita que la madre lo siga con la cuchara, termina transformando esa situación en un beneficio secundario, porque así logra obtener otra cosa", agrega Trifone.
Ordenar los horarios, respetar el ritmo de las comidas diarias y el apetito del niño, mantener un ambiente en la mesa tranquilo, libre de apuros, ansiedad o disgustos son algunas de las pautas de las Guías Alimentarias para la Población Infantil , del Ministerio de Salud y Ambiente de la Nación (MSAL).
¿Cuáles son los alimentos necesarios para el desarrollo de los niños? La pirámide nutricional tiene una versión local: la gráfica de alimentación saludable, conocida como óvalo alimentario. Un esquema realizado por el MSAL, que incluye el consumo de agua y remarca la importancia de los hidratos de carbono (pan, cereales, pasta y arroz) seguidos por frutas y verduras, lácteos y, en menor escala, proteínas (carnes, pescado y huevos), grasas y aceites y, por último, azúcares.
Para los chicos, remarca Díaz, los nutrientes fundamentales son el hierro, presente en las carnes, y el calcio, en lácteos. A lo que se suma un buen aporte de vitaminas y minerales de las frutas y verduras. La nutricionista recomienda no exagerar con el uso de jugos comerciales ni con las gaseosas, que desplazan a la leche como alimento fundamental y que, además, proveen calorías vacías que sólo incorporan azúcares y predisponen a la formación de caries y al sobrepeso.
Evitar embutidos, el exceso de sal y las grasas saturadas (productos de copetín y comida rápida), que no aportan nutrientes esenciales. ¿Prohibir las golosinas? El criterio es el sentido común. Depende de la frecuencia y el significado: "Es mejor no relacionarlas con un premio, así el niño las puede disfrutar", dice Trifone. Ricas e inevitables.

Decálogo de recomendaciones , de la licenciada Mónica Cruppi:
No forzar a un niño a comer determinado alimento porque así se puede conseguir que rehúse todos
Evitar las discusiones relacionadas con la comida
El rechazo de la comida puede ser una forma de afirmar su independencia
Evitar castigos, súplicas y sobornos
No permitir que los chicos jueguen mientras come
No leer libros o ver televisión durante las comidas


Referencia: López Salon, M. (2009, 18 de agosto). Nutrición infantil: cuando los chicos no quieren comer. De la Redacción de lanacion.com : Argentina. Recuperado 21 de agosto de 2009 de http://espanol.news.yahoo.com

Saturday, August 15, 2009

Cómo prepararse para un huracán

Como padres o tutores de niños pequeños debemos estar preparados para enfrentar cualquier situación de emergencia. En Puerto Rico, una de esas emergecias son las tormetas y huracanes. A contibuación se presenta información importante al respecto, para poder determinar que pasos hay que seguir para preparanos en una eventualidad de tipo climática. La información a continuación fue publicada por los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (2003) del Departamento de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos de Norteamerica.

Preparación para el huracán
Si se han emitido avisos de alerta o advertencia de huracán, podrá adoptar estas medidas básicas para prepararse para la tormenta:
Infórmese sobre los planes de emergencia de su comunidad, señales de advertencia, rutas de evacuación y ubicaciones de los albergues de emergencia.
Identifique los posibles peligros para el hogar y sepa cómo salvaguardarlos para proteger su hogar antes de que llegue el huracán. Esté preparado para desconectar la corriente eléctrica cuando haya agua estancada, cables eléctricos caídos, o antes de evacuar. Cierre las fuentes de alimentación de gas y de agua antes de evacuar. Asegure los materiales de construcción que puedan afectar la estabilidad estructural.
Compre un extinguidor de incendios y asegúrese de que su familia sepa dónde está y cómo usarlo.
Ubique y ponga en un sitio seguro sus documentos importantes, como pólizas de seguro, testamentos, licencias, acciones, etc.
Anote los números de teléfono de emergencia junto a cada aparato de teléfono.
Informe a las autoridades locales sobre toda necesidad especial, como ser personas mayores de edad o postradas en cama, o personas discapacitadas.


Suministros de emergencia necesarios
Deberá abastecer su casa con los suministros necesarios para un período de emergencia. Estos suministros deben incluir como mínimo:
Varios recipientes limpios para agua, lo suficientemente grandes como para almacenar agua para 3 a 5 días (unos cinco galones por persona).
Un suministro de alimentos no perecederos para 3 a 5 días.
Un botiquín y un manual de primeros auxilios.
Un radio portátil y linternas a pilas, y pilas de repuesto.
Bolsas de dormir o mantas suplementarias.
Purificadores de agua, como tabletas de cloro o yodo o blanqueador de cloro normal para uso doméstico, sin perfume.
Medicamentos de venta bajo receta y otros suministros médicos especiales.
Alimentos para bebé y/o fórmula preparada, pañales y otros suministros para bebés.
Paños de limpieza desechables, como toallitas para bebés ("baby wipes") para que pueda usar toda la familia en caso de no contar con instalaciones para bañarse o ducharse.
Suministros de higiene personal, como jabón, dentífrico, paños higiénicos, etc.
Un maletín de emergencia para su automóvil con alimentos, luces de emergencia, cables de arranque, mapas, herramientas, un botiquín de primeros auxilios, extinguidor de incendios, bolsas de dormir, etc.
Encontrará más información sobre planes de emergencia y maletines de suministros en www.ready.gov.


Preparación para evacuar
Prevea la posibilidad de evacuación y esté preparado para dicho evento. El Servicio Meteorológico Nacional publicará un anuncio de aviso de huracán cuando haya riesgo de huracán en las zonas costeras dentro de las 24 a 36 horas.
Cuando se anuncie un aviso de huracán usted deberá:
Llenar el tanque de gasolina de su automóvil.
Si no dispone de un vehículo, coordinar el transporte con amigos o familiares.
Llenar los recipientes para agua limpia.
Examinar los planes y suministros de emergencia, verificar que no falte ningún artículo.
Sintonizar la radio o la televisión para escuchar la información meteorológica de último momento.
Prestar atención a las sirenas de alarma y señales de advertencia.
Preparar un maletín de emergencia para el automóvil con alimentos, luces de emergencia, cables de arranque, mapas, herramientas, botiquín de primeros auxilios, extinguidor de incendios, bolsas de dormir, etc.
Asegurar todo elemento a la intemperie que pueda dañar la vivienda durante una tormenta, como bicicletas, parrillas, tanques de propano, etc.
Cubrir las ventanas y puertas con plywood o tablas, o colocar tiras grandes de cinta de enmascarar o cinta adhesiva sobre las ventanas, para reducir el riesgo de roturas y de vidrios que vuelan.
Llevar el ganado, las mascotas y otros animales a un lugar seguro. Debido a los requisitos relacionados con los alimentos y la salubridad, los albergues de emergencia no pueden aceptar animales.
Colocar los vehículos bajo techo, siempre que sea posible.
Llenar los fregaderos y las bañeras con agua como suministro suplementario para lavar.
Ajustar el termostato de los refrigeradores y congeladoras a la temperatura más fría posible.


Si se le ordena evacuar
Debido a la potencia destructiva del huracán, nunca ignore una orden de evacuación. Seguramente, las autoridades le indicarán que abandone el sitio si se encuentra en una zona baja o dentro del recorrido de mayor potencial de la tormenta. Si se anuncia una advertencia de huracán para su zona o si las autoridades le indican que evacúe la zona:
Lleve solamente los artículos esenciales.
Deje las mascotas en el interior, en un lugar seguro y cubierto, con abundante cantidad de alimentos y agua.
Si tiene tiempo, apague el gas, la electricidad y el agua.
Desconecte los electrodomésticos para reducir la posibilidad de choque eléctrico cuando se restituya la electricidad.
Asegúrese de tener listo el maletín de emergencia para su automóvil.
Siga las rutas de evacuación designadas—es posible que otras rutas estén bloqueadas—y prevea mucho tránsito.


Si se le ordena NO evacuar
La gran mayoría de las lesiones que se sufren durante un huracán son lastimaduras producidas por vidrios u otros escombros que vuelan. Otras lesiones comunes son heridas penetrantes debidas a clavos a la vista, metales o vidrios, y fracturas.Para sobrepasar la tormenta de la manera más segura posible:
Si es posible, escuche las condiciones meteorológicas en la radio o televisión. Manténgase en el interior hasta que las autoridades declaren que ha pasado la tormenta.
No salga al exterior, aun cuando parezca que se ha calmado la tormenta, el "ojo" calmo de la tormenta puede pasar rápidamente, dejándolo a la intemperie cuando se reanude el viento.
Manténgase alejado de todas las ventanas y puertas exteriores; trate de protegerse en un baño o en un sótano. Las bañeras pueden servir de refugio si se cubre con plywood u oros materiales.
Prepárese para refugiarse en un albergue o en la casa de un vecino si su casa se ha dañado, o si así se lo indicara el personal de emergencia.

Para mayor información en caso de una emergencia puede comunicarse en la siguiente agencia del Gobierno de Puerto Rico:

Agencia para el Manejo de Emergencias en Puerto Rico

P.O. Box 9066597

San Juan, Puerto Rico ..906-6597

info@aemead.gobierno.pr

787-724-0124

Fax 787-725-4244

http://www.gobierno.pr/AEMEAD/Inicio/