Search This Blog

Saturday, December 15, 2007

¿Tiene su niño un problema de articulación?

/ Por Lidiana Salas Rodríguez, THL

¿Sustituye u omite sonidos su niño? Cuando trata de decir la palabra “casa”, ¿dice “taza” u “olumpio” por “columpio”? Éstos son ejemplos de problemas de articulación.
La articulación es el proceso que, mediante el mecanismo oro-motor, compuesto por la lengua, la mandíbula, los dientes, los labios y pasando aire por las cuerdas vocales, forma los sonidos y las sílabas que crean las palabras. Estos problemas ocurren cuando un niño produce sonidos, sílabas o palabras incorrectamente. Un problema de articulación puede ser ocasionado por diversas causas.
Los niños aprenden los sonidos del habla mediante la imitación. Generalmente, un modelo completo del habla llegará a ser más entendible según él o ella maduren, pero, algunos niños necesitarán la intervención directa para eliminar todos los errores de articulación.
Los sonidos se aprenden en secuencia y en orden; no todos a la vez. Los sonidos “p”, “m”, “b”, “t”, “n”, “k”, “d” se maduran entre los 2 y los 3 años. De los 3 a los 3 y once meses maduran los sonidos “g”, “f”, “ñ”, “y”, “j”. Entre los 4 y los 4 años y once meses maduran los sonidos “ch”, “l”, “s”, “bl”, “gl”, pl”, “cl”. Los últimos sonidos que se maduran entre las edades de 5 a 6 años son “r”, “br”, “pr”, “dr”, “tr”, “gr”, “cr”, “fr”.
Una manera de ayudar a un niño a pronunciar bien los sonidos es utilizando el ejemplo, no corrigiéndolo ni interrumpiéndolo constantemente. Es apremiante no burlarse, enfatizar el refuerzo de frases mal pronunciadas y corregirlas con la frase correcta o referencias alusivas al refuerzo de ésta. La gran mayoría de los problemas de articulación pueden ser corregidos, sin importar la edad; pero, si el problema persiste, será difícil corregir el problema.
De presentar su niño algún problema de articulación, debe visitar a un patólogo del habla y lenguaje para que evalúe el problema y brindar al niño el apoyo y la ayuda necesarios para superar esta situación.

La autora es terapeuta del habla y lenguaje. Para información, llame al 787-400-2795, o envíe un correo electrónico a lidianasalas@gmail.com.

Referencia: Tomado el día 15 diciembre 2007 de http://www.elnuevodia.com/diario/noticia/saludaldia/suplementos/¿tiene_su_nino_un_problema_de_articulacion?/318403

Sunday, November 18, 2007

Asistencia tecnológica

La asistencia tecnológica ayuda a todos los entes relacionados con la educación especial. La utilización de la misma garantiza que el estudiante (preescolar) estará expuesto a la educación que requiere y que será de gran ayuda para que el mismo pueda desarrollar las destrezas. La tecnología asistiva tiene el propósito de ofrecer una mejor calidad educativa y mejor desarrollo de la individualidad de los estudiantes (preescolares). Esto es beneficioso tanto para el estudiante (preescolar) como para el maestro y el sistema educativo. Para el estudiante (preescolar) lo ayuda a ser más independiente en sus conocimientos. Para el maestro permite mayor integración del estudiante (preescolar) a los procesos educativos. Por último, para el sistema educativo se garantiza la prestación de los servicios según las leyes establecidas y garantiza la educación según la Constitución de Puerto Rico. Algunos ejemplos de asistencia tecnológica lo son los libros de textos agrandados, las lupas, los calendarios electrónicos, las adaptaciones a equipo regular (lápices, bolígrafos, espejuelos, otros), las computadoras, amplificadores de sonidos y otros. Todos estos equipos deben estar puestos en el PEI o PISF como equipo necesario para la educación del menor. Esto ayudará en el momento de solicitar los servicios ya que los mismos deberán ser prestados y no negados.

Sunday, September 23, 2007

La autoestima de los niños (artículo)

Por: María de Jesús Madrazo Cuéllar (24/Ene/1998)

Considero que la autoestima es un tema que cada día ha ido cobrando mayor interés en nuestro mundo actual. La gente ha incluido la palabra dentro de su vocabulario y en diferentes conversaciones cotidianas se llega a tocar el tema ya mencionado, es por esto que deseo compartir con ustedes algunos puntos sobre dicho tópico para descubrir su dimensión psicológica.
La autoestima es la función de evaluarse a uno mismo, por lo que implica por un lado un juicio de valor y por otro un afecto que le acompaña. La autoestima positiva está relacionada con afectos positivos como son el gozo, la confianza, el placer, el entusiasmo y el interés. La autoestima negativa conlleva afectos negativos como el dolor, la angustia, la duda, la tristeza, el sentirse vacío, la inercia, la culpa y la vergüenza.
¿De dónde surge la autoestima? Los primeros intercambios de afecto entre el recién nacido y su madre y las formas tempranas de cuidados físicos proveen de un contexto de actividad placentera mutua entre padres e hijos. Se puede considerar un precursor de la autoestima el tener sentimientos corporales agradables, como el sentirse apapachado, acariciado, mirado, así como también afectos de agrado y un vívido interés asociado a estos mutuos intercambios amorosos. Es por esta razón, por la cual uno puede suponer que los restos (vestigios) de autoestima están íntimamente ligados a través de la vida humana con nuestras evaluaciones de lo atractivo de nuestro cuerpo y nuestra cara. La imagen del cuerpo que emerge estará asociada con sentimientos de aceptación que le darán al niño la posibilidad de sentirse querido y le proveerán de seguridad, le darán además un sentimiento de pertenencia, el cual es esencial para sentirse valorado. Diversas enfermedades que comprometen al cuerpo, entre ellas las malformaciones, amenazan desde temprana edad la autoestima de los niños.
El niño que no siente este valor de sí mismo en los ojos de sus padres temerá su abandono y sentirá en peligro su existencia. En cada estadio del desarrollo los logros alcanzados le darán un sentido positivo de valía de sí mismo que contribuirán no sólo a que el niño se sienta bien sino también a que calme sus miedos. Por lo que el mantenimiento de una autoestima positiva es una tarea fundamental a lo largo del desarrollo.
La autoestima es afectada constantemente por experiencias en el mundo externo que posteriormente son llevadas al mundo interno.
Los psicoanalistas postulamos que debería existir un balance óptimo entre las necesidades de gratificación y las frustraciones realistas en la infancia, para la formación de una estabilidad posterior en la regulación de la autoestima. La frustración óptima provee de un almacén de confianza en sí mismo y una autoestima básica que sostiene a la persona a través de la vida. Las experiencias nocivas y dolorosas colaboran a una autoestima negativa.
Debido a lo anteriormente señalado la protección de la autoestima se vuelve una de las tareas de desarrollo centrales en la infancia para nosotros que trabajamos en pro de la salud emocional en la niñez.
En el transcurso de su desarrollo el niño va teniendo experiencias placenteras y satisfactorias y otras dolorosas y cargadas de ansiedad. El mantenimiento de la autoestima positiva depende de la exitosa integración de las imágenes de sí mismo tanto positivas como negativas, es decir de sentirse bueno en algunos momentos y malo en otros, pero por encima de ésto el establecimiento de sentirse valioso que lo va a hacer más o menos impermeable a los errores, las fallas, las frustraciones y a la crítica externa.
En la segunda mitad del segundo año, cuando el niño comienza a ser capaz de tener metas generadas por sí mismo, es decir, de tener inquietudes y deseos de hacer algo por él mismo, demostrar y demostrarse que es capaz de hacerlo, su autoestima derivará de dos fuentes, por un lado de la aprobación de los otros y por otro, de la satisfacción de realizar la actividad, agradable por sí mismo y de manera independiente.
En los años preescolares a través de las fantasías y del juego , los niños buscan vencer y superar las heridas a su autoestima, las cuales derivan de ir conociendo sus limitaciones.
Durante los años escolares los niveles de autoestima se ven afectados aún más por la adquisición de habilidades y de competencia, especialmente en el desempeño escolar, en las relaciones de amistad y en los deportes. Durante estos años la autoestima se ve profundamente afectada por los éxitos y los fracasos en estas tres áreas de la vida del niño. La lectura es una habilidad crucial a obtener en el inicio de los años escolares. La capacidad de leer adecuadamente está íntimamente ligada con la autoestima. "Escuela" es en primera instancia "lectura", la lectura no sólo es la mayor demanda en el niño en los primeros años, sino el punto de apoyo para el resto de su aprendizaje. La lectura tiene un efecto multiplicador para bien o para mal. Un niño que lee mal, es a sus propios ojos una persona inadecuada, y los niños se sienten malos o tontos y muy frecuentemente también son vistos de la misma manera a los ojos de sus padres, sus maestros y sus amigos. El impacto de la censura de los amigos el no poder tener amigos o ser rechazado por ellos por sus incapacidades los lastima profundamente en su autoestima.
Podríamos decir que los dos retos para la autoestima en los años escolares son: 1( el rendimiento académico y 2) el ser exitoso en las relaciones con los grupos de amigos de la misma edad, ya sea individual o grupalmente. Así como también el ser competente dentro de una actividad deportiva o artística.
Demos a nuestros niños la posibilidad de ser y sentirse bien con ellos mismos y esto contribuirá a que se valoren y valoren lo que hagan, piensen y sientan, sólo valorándose a ellos mismos podrán valorar a los demás y todo esto redundará en un futuro en mejores desempeños laborales y de relación, teniendo además un pasatiempo que les complemente y enriquezca como seres humanos.

La autora es Psicóloga adscrita al Departamento de Psiquiatría y Psicología Infantil.
Recuperado el día 23 sept 2007 de http://www.mipediatra.com/infantil/autoestima.htm

Saturday, August 18, 2007

"Papitis" Aguda

Muchos niños pasan por distintas fases. Una de ellas es la que prefieren a uno de sus padres y rechazan al otro. ¿Por qué lo hacen? ¿Cómo debes actuar?
Estás con tu hijo todo el día, lo bañas y le das de comer, dedicas tiempo a los juegos y a las caricias. Pero en cuanto tu pareja aparece por la puerta, dejas de existir. Tiene que ser sólo papá (o mamá) quien le vista, bañe o consuele, y es frecuente que el progenitor excluido se sienta rechazado.
No debes preocuparte ni sentirte mal por ello. Muchos niños pasan por fases temporales en las que tienen preferencia por uno de sus padres y rechazan al otro.

Vínculos diferentes
Desde su nacimiento, incluso desde el vientre materno, el bebé siente apego por dos personas: su mamá y su papá. Aunque la relación con la madre es más estrecha gracias al contacto íntimo que supone el embarazo y la lactancia, la que se establece con el padre es muy importante (el bebé reconoce su voz nada más al nacer).
Le encanta y favorece su desarrollo emocional que haya dos personas que le quieran y con quienes puede establecer lazos afectivos.
El vínculo con cada progenitor es diferente y único, y tiene que ver con la capacidad de la madre o del padre para percibir las necesidades del niño y satisfacerlas. También influye la personalidad y la madurez del hijo.
Es habitual, por ejemplo, que el pequeño que hasta los 2 años ha dependido más de su madre, de repente a esta edad se decante por papá. Y es que cada progenitor le aporta experiencias distintas: papá suele jugar de un modo impulsivo y emocionante; mamá es más tierna y se adapta mejor a su desarrollo evolutivo. Esto enriquece mucho la vida del pequeño y hace que pase por fases de “mamitis” o “papitis”.

No a la competencia
La situación puede complicarse si los padres compiten por el cariño de su hijo, si uno de ellos invade el terreno del otro o si existe falta de empatía entre uno de los progenitores y el niño.
Por ejemplo, si el pequeño es tímido y su padre es muy extrovertido, es posible que éste se impaciente y que el niño se refugie en mamá si se muestra más comprensiva.
Es importante que el progenitor que entienda mejor al hijo sirva de puente para que el otro se acerque y aprenda a comprender a su pequeño. Si lo logra, el niño no tardará en darse cuenta y reclamará sus atenciones.
Si no eres el preferido de tu hijo, asume su rechazo como parte de la tarea de ser padres y consuélate pensando que estas preferencias son de carácter pasajero. Pronto repartirá sus afectos entre papá y mamá a partes iguales.

Preferencia o rechazo
Aunque tu hijo sienta preferencia por uno de ustedes, los quiere a los dos y si no se ocupan de él, se sentirá rechazado. Para afrontar su rechazo temporal, ten en cuenta estos consejos:
Si eres su preferido. Acepta la situación, pero sin asumir por completo los cuidados de tu hijo ni acaparar su atención. Procura ser el puente de unión entre el niño y tu pareja. Comienza a realizar una tarea con tu hijo, por ejemplo bañarlo, y llama a tu pareja para que se sume a mitad de la actividad. Después retírate y deja que tu pareja termine de bañarlo. Así todos compartirán la diversión y las obligaciones.
Si tu pareja es la preferida. Deja que sea tu pareja quien se ocupe de algunas tareas sin imponer tu presencia, pero no desaparezcas de la vida de tu hijo. Si tu pareja no puede encargarse de algo que el niño reclama, explícaselo con claridad (“cariño, sé que prefieres que lo haga papá, pero ahora lo tengo que hacer yo”). Acércate a tu hijo poco a poco, sin dejarte influir por su actitud, y procura implicarte en las tareas y en los juegos. Así conseguirás su atención y recuperarás su confianza.


Referencia: Coks Feenstra / El País
Recuperado de: http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/papitis_aguda/263744

Tuesday, July 17, 2007

La escritura preescolar

Los preescolares deben practicar el uso de los músculos cortos de los dedos y las manos.

  • Anime a su hijo a cepillarse los dientes, abrocharse la ropa, abrir y cerrar cremalleras y usar cuchillo y tenedor sin ayuda.
  • Pídale a su hijo que le ayude con tareas de verdad, como separar y doblar la ropa lavada, barrer la entrada de la casa y tender las camas.
  • Juegue con su hijo. Juntos pueden enhebrar cuentas, armar rompecabezas y jugar con masilla casera.
  • Pregúntele al cuidador de su hijo qué ideas le puede dar.

Los preescolares aprenden sobre la escritura cuando ven que las personas mayores usan la escritura todos los días.

  • Deje que su hijo lo vea escribiendo todos los días. Cuando anote algo en el calendario, haga la lista de la compra, escriba su nombre en la lista de pacientes en el consultorio del médico o escriba un mensaje telefónico, explíquele a su hijo lo que está haciendo: "Le estoy escribiendo una carta a la tía Alicia. ¿Quieres contarle lo que vimos en el paseo a la biblioteca?"
  • Muéstrele a su hijo las palabras que nos rodean, en los libros de cocina, en las botellas de champú, los nombres de calles y edificios, y explíquele para qué sirven. Tome dos latas de sopa y pregúntele: "¿Qué sopa vamos a tomar? ¿De pollo o de verduras?"


A los preescolares les gusta escribir sin ayuda.

  • Procure que su hijo tenga materiales y un lugar donde escribir. Busque en la casa materiales que su hijo pueda usar para escribir: toda clase de papeles, crayolas, marcadores, lápices. Coloque los materiales en una caja abierta en una repisa baja o en un cajón bajo en la cocina para que el niño pueda alcanzarlos sin que usted le ayude.
  • Aparte un lugar para escribir en el cuarto donde su familia pasa la mayor parte del tiempo. Por ejemplo, puede cortarle las patas a una mesa y a una silla viejas para que sean de la altura apropiada para su hijo, o a veces se pueden encontrar muebles infantiles de segunda mano en liquidaciones de los vecinos o tiendas de mercaderías usadas. Mantenga catálogos y otros materiales para escribir en cajas de zapatos sobre la mesa.
  • Hable con su hijo sobre la escritura. Si le pregunta cómo se escribe una letra, deletrea un nombre o escribe una palabra, muéstrele cómo se hace. De lo contrario, déjelo que él escriba a su manera. Tal vez usted no pueda leerlo, pero él se lo puede leer a usted. Con el tiempo aprenderá a escribir palabras de modo que otros las puedan leer.

Referencia: Recuperado el día 17/07/07 de http://www.ed.gov/Family/Familias/preescol.html

Saturday, July 14, 2007

La ansiedad por separación (artículo)

La ansiedad por separación por la que pasan los niños despues de un divorcio es preocupante. Es muy típico que luego de una separación ocurran cambios en la conducta de los adultos involucrados, pues ambos tendrán que ajustarse a un nuevo estilo de vida ante la ausencia del compañero(a). Independientemente de la razón del divorcio, ocurren cambios que generan ansiedad en las personas y podrían surgir problemas si los mismos no se manejan bien. Es típico que algunos adultos presenten síntomas de depresión mayor o ansiedades y esto empeora la salud mental del adulto, lo que se refleja en dificultad para mantener el control al momento de disciplinar a los hijos.
En el caso de los menores, la situación podría ser más difícil, toda vez que a los niños les cuesta trabajo comprender el divorcio y por qué los padres se tienen que ir a vivir por separado. Se les hace difícil porque no saben cómo expresar sus miedos y preocupaciones; incluso, se pueden sentir culpables.
También a los niños les toca adaptarse a los cambios y por no tener la madurez emocional de un adulto podrían mostrar problemas de conducta. La situación podría empeorar más si los padres no saben manejar la situación, en especial entre padres que hablan mal del que era su cónyuge. Los más chicos también se pueden deprimir o padecer de una condición mental que se conoce como ansiedad por separación.
Es importante aclarar que no todos los niños y/o adolescentes se afectan de la misma manera ante el divorcio de sus padres. Esto depende de muchos factores, entre los que hay que considerar si eran muy apegados o no al padre o madre que se fue de la casa, la madurez emocional y si el ambiente antes del divorcio era uno violento.
La norma es que ocurran cambios en la conducta, tal como está mostrando tu hija. Algunos podrían verse afectados en la parte académica. Si a esto se le añade que alguno de los padres o ambos no están bien emocionalmente luego de su separación, la situación se complica.
Existen diferentes profesionales que te pueden ayudar. Si tu hijo(a) presentaba problemas de disciplina y aprendizaje desde pequeño(a), mucho antes de ocurrir el divorcio o la inestabilidad matrimonial, una evaluación neurológica y sus recomendaciones podrían servir de gran ayuda. Por otra parte, es el sicólogo quien puede ayudar a modificar esa conducta, mediante las terapias.
Es muy importante dejar establecido que los padres pueden ayudar mucho en esto. Algunas de las cosas que podrían hacer, es ponerse de acuerdo en cómo disciplinar a su hijo(a), nunca hablar mal de su ex cónyuge, demostraciones de cariño y mantener un ambiente de confianza y diálogo con su hijo(a).
Un profesional de ayuda o hasta el mismo sicólogo(a) quien atienda a tu hijo(a), si decides llevarlo(a), podría orientar a ambos padres para manejar la situación de manera saludable. La buena salud mental de ambos padres y la buena comunicación podría hacer la diferencia para facilitar el proceso de adaptación de tu hijo(a). Recuerda que los padres se divorcian entre ellos, pero no así de los hijos.

Por: Dr. Eduardo A. Lugo Díaz; psicólogo del Centro Girasol en Caguas. crcarrios@yahoo.com
Publicado en el Nuevo Día el 14 de julio de 2007
http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/ojo_a_la_ansiedad_por_separacion/245841

Nota: Editado para ser presentado en esta página web. No se hizo arreglos de consejos ni estilo, sino de palabras o frases para mejor entendimiento. Este artículo es basado en una pregunta hecha al Dr. Lugo por una madre preocupada (W.V.) por su hja de 10 años de edad.

Thursday, July 05, 2007

Debate sobre el apego a los videojuegos (artículo)

Nota: Esta información es muy interesante para entender los gustos de sus hijos hacia los videojuegos y sus consecuencias.

Un grupo de médicos dio marcha atrás a una controvertida propuesta para designar la adicción a los videojuegos como un desorden mental comparable al alcoholismo, y añadieron que los siquiatras deberían estudiar más el tema.
Los expertos en adicciones además se opusieron a la idea en un debate en la reunión anual de la Asociación Médica de Estados Unidos y dijeron que eran necesarios más estudios para considerar que el uso excesivo de los videojuegos es una enfermedad mental.
El juego excesivo es un problema que afecta a alrededor del 10% de los jugadores de videojuegos.
“No hay nada que sugiera que es una compleja enfermedad sicológica comparable al alcoholismo u otros desórdenes por el consumo de sustancias, y no podemos ponerle el nombre de adicción”, dijo el doctor Stuart Gitlow, de la Sociedad Médica Estadounidense de Adicciones y la Escuela de Medicina Mt. Sinai en Nueva York.
Un comité de un grupo de siquiatras relevantes había propuesto que la adicción a los videojuegos entrara en la lista de problemas psíquicos del Manual Diagnóstico y Estadístico de Desórdenes Mentales de Estados Unidos, una guía usada por la Asociación Siquiátrica para diagnosticar dolencias mentales.
Antes de que comenzara el debate sobre este asunto, el comité que hizo la propuesta dio marcha atrás y recomendó que la Asociación Siquiátrica considerara el cambio cuando revise su próximo manual de diagnóstico dentro de cinco años.
El uso ocasional de videojuegos es inofensivo y puede incluso ayudar en algunos desórdenes como el autismo, pero los médicos dicen que en casos extremos puede interferir con actividades diarias como trabajar, ducharse o incluso comer.
El doctor Louis Kraus, de la Academia de Siquiatría Infantil y Juvenil de Estados Unidos, y siquiatra del Centro Médico de la Rush University, dijo que no está claro aún si los videojuegos son adictivos.
Adictivos o no, pasar mucho tiempo jugando ante una videoconsola puede hacer abandonar otras actividades importantes.
“Cuanto más tiempo pasan los niños con los videojuegos, menos tiempo tienen para socializar, estar con sus familias y hacer ejercicio”, dijo Kraus.

Artículo por:MedlinePlus
Referencia: http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/debate_sobre_el_apego_a_los_videojuegos/238639

Wednesday, June 06, 2007

Haciendo a un lado el aburrimiento en el verano

Para los padres de niños con Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad, el verano es una espada de dos filos. La escuela y todas sus trappings para los niños con TDAH- está cerrada. Ahora los padres enfrentan con la tarea de tratar de rellenar todo el tiempo libre.
“Estoy aburrido” es una frase que todos los niños dirán en algún momento durante el verano. Esta sensación de aburrimiento puede llegar en semanas o incluso días después de que empezaron las vacaciones.
Los niños con TDA o TDAH tienden a aburrirse más fácilmente y necesitan actividades altamente estimulantes. Si estas necesidades no se atienden, su impulsividad y altos niveles de energía pueden llevarlo a meterse en problemas. Los niños que toman un descanso del medicamento sin utilizar ningún otro tratamiento alternativo son especialmente propensos a que los altos niveles de energía los lleven a meterse en problemas.
Con una cuidadosa planeación y poniendo atención a las altas necesidades de estimulación que requieren los niños con TDA, los padres pueden incorporar experiencias enriquecedoras y educacionales para mantener la mente de los niños ocupada, y sus manos fuera de problemas.
Los campamentos de verano para niños con TDAH, o realizar días de campo en la localidad, escuela de verano para niños con TDAH, enfocan la diversión al aprendizaje durante los meses de verano y las actividades familiares planeadas son algunas de las opciones para mantener a los niños entretenidos durante todo el verano.
La estructura es muy importante para los niños con TDA y TDAH, y los meses de verano se caracterizan por no tener estructura. Aunque no se requiere que se mantenga la rigidez de los meses de escuela, se debe pensar en una estructura que funcione para las vacaciones, la cual es muy útil para los niños con TDAH.
Muchos padres encuentran que los calendarios de actividades del verano y las actividades planeadas son muy útiles. Los mejores planes para el verano son aquellos que tienen un balance entre el tiempo estructurado y el tiempo libre.

Campamentos de Verano para niños con TDAH.
La experiencia del campamento – desde un día de deportes en el campo hasta el campamento que dura un mes- es parte de las experiencias que todos vivimos en la infancia. Aunque el TDAH complica la experiencia del campamento, hay una variedad de opciones de campamento disponibles.
Los campamentos de verano para niños con TDAH están especialmente dirigidos a los niños que tienen el trastorno. El campamento les ofrece tratamiento especializado a los niños con TDAH y típicamente incorporan las intervenciones conductuales y el entrenamiento en habilidades sociales dentro de las actividades del campamento. La mayoría de este tipo de campamentos son residenciales y varían en tiempo de duración, desde una semana hasta un mes.
En todo Estados unidos hay una gran variedad de campamentos de TDAH. La Asociación “Learning Disabilities Association of America” tiene un directorio de todos los campamentos residenciales para niños con TDAH. Cuando busques campamentos de verano, investiga la filosofía del campamento respecto a la estructura y disciplina y el currículo de quienes trabajan con los niños en el campamento.
Los campamentos de verano para niños con TDAH, no son para todos. Los costos pueden ser prohibitivos para muchas familias y también puede ser que los niños simplemente no puedan manejar bien los cambios.
Los campamentos locales de un día son una buena opción para los niños pequeños que todavía no están listos para pasar la noche o participar en campamentos más largos. Si tu hijo ya está acostumbrado a los campamentos de un día, puede ser el tiempo de intentarlo con un campamento de 3 a 5 días.
Las iglesias, parques locales, clubes de atletismo, Boys y Girls Scouts, y la YMCA, con frecuencia ofrecen campamentos de verano. Los campamentos pueden variar en temas, desde lo académico, deportivo, tecnológico, y algunas otras áreas especializadas.
Cuando consideres la opción del campamento, incluye a tu hijo en el proceso de toma de decisión. El permitirle participar en la decisión de dónde gastará parte de su tiempo en el verano, puede ayudar a tener una mejor actitud en el campamento. También puede ayudar a coordinar el tiempo de campamento con algún amigo o algún hermano mayor si el niño con TDAH es tímido y no sale fácilmente.

Escuela de Verano
Aunque a los niños con TDA posiblemente no les guste la idea de ir a una escuela de verano, los niños realmente se ven beneficiados por los programas de este tipo de escuelas.
Las semanas extra de repaso en el verano, pueden ayudar al niño con TDA a reafirmar lecciones aprendidas en los años previos y facilitarles el salto al próximo año escolar.
Los programas de la escuela de verano tienden a tener clases más pequeñas y actitudes más relajadas- la combinación ideal para el salón de clases del niño con TDA. La instrucción más individualizada y los métodos flexibles de enseñanza son otros de los beneficios para el aprendizaje de los niños.

Manteniendo el enfoque educacional
Los niños que tienen problemas en la escuela buscan poner fin a su inconfortable tarea de aprender. Aunque los niños estarán fuera de la escuela durante tres meses, ellos no deben quedarse sin repasar las lecciones.
Los estudios muestran que muchos estudiantes pierden habilidades de lectura durante el verano. Sin embargo, los niños que leen durante los meses de verano obtienen más habilidades. Para ayudar a tu hijo con TDA o TDAH, estimúlalo a la lectura en cada oportunidad.
Muchas bibliotecas públicas ofrecen programas de lectura durante el verano y actividades especiales para niños. Algunas bibliotecas ayudan a los niños con discapacidades de lectura participando en programas de lectura de verano con libros grabados para niños o llevando a algún papá a leerle cuentos a los niños. Participar en un programa de lectura de biblioteca nos puede ayudar a todos.
Los niños con TDA y TDAH pueden olvidar rápidamente las lecciones aprendidas durante el año escolar. Utiliza los siguientes tips para ayudar a tu hijo a mantener su nivel educacional:
1. Visita la biblioteca local semanalmente para llevar libros
2. Establece una noche semanal de “No TV” para todos en la casa, para dedicarlo a la lectura en familia.
3. Sé un ejemplo para tu hijo leyendo con él o cuando tu hijo lee sus propios libros.
4. Deja que tu hijo escoja sus propios libros. Está bien si ellos escogen libros para niños más pequeños. El verano es tiempo de lectura relajada. Lo que quieres es que tu hijo disfrute.
5. Lean fuera de casa, en la playa, o en el parque.
6. Utiliza el software diseñado para el enriquecimiento de lectura
7. Lleva un diario de verano, escribe cartas o manda e-mails a los amigos o parientes que viven lejos para mantener las habilidades de escritura frescas.
8. Incorpora las matemáticas a las actividades diarias. Practica con fracciones mientras cocinas, estima distancias para los viajes familiares. En las tiendas, haz que tu hijo vaya haciendo las cuentas mentalmente.
9. Armen rompecabezas o construyan modelos a escala para desarrollar las habilidades espaciales.

Actividades del verano
El tiempo de diversión sin estructura es lo fundamental del verano. Combina alguna de estas ideas con las actividades estructuradas y así mantendrás alejado el aburrimiento.
1. Cada pueblo tiene una historia. Aprende la historia del tuyo
2. Busca y visita algún parque nacional cerca de tu localidad.
3. Recolecta luciérnagas en las noches y otros insectos en el día. Enseña a los niños a respetar la naturaleza bajo el criterio de regresarlos de nuevo a donde los encontraron.
4. Arma una tienda de campaña en tu patio trasero para tener una experiencia de campamento cerca de casa.
5. Realiza una caminata en el bosque, en un parque local, o en el vecindario.
6. Deja que tu hijo planee la comida. Para ese plan, hagan una lista de los ingredientes necesarios, seleccionen en la tienda lo anotado y ayúdalo a preparar la comida.
7. Ayuda a tu hijo a hacer un plan de un viaje al campo. Dale una cantidad de dinero y de tiempo y ve qué se le ocurre hacer con eso.
8. Realiza una lista de tareas diarias para impulsar la responsabilidad. Esto no recae sobre la categoría de “diversión de verano” para tu hijo, pero es una lección valiosa que el niño debe aprender. Haz una gráfica de actividades diarias: tender la cama, darle de comer al perro, lavar los platos...- y agrega la hora en que se espera que cumpla con sus tareas.
9. Haz un álbum de recortes del verano, que documente todo lo que van haciendo. Incluye souvenirs, boletos de camión, o de entrada a espectáculos, fotografías, etc.
10. Busca actividades culturales en tu comunidad. Las bibliotecas locales probablemente tengan un programa de lectura y algunas otras actividades culturales durante los meses del verano. Los museos locales con frecuencia también realizan eventos para los niños en el verano.
11. Compra alguna membresía de algún club como el de YMCA u otro centro de atletismo en tu localidad.
12. Usa los recursos de la comunidad. En muchas ciudades se organizan conciertos al aire libre, festivales, actividades y clases en parques y jardines.
13. Algunas bibliotecas ofrecen programas de música y arte, o pintura. Investiga en los centros culturales de tu comunidad.
14. Invierte en artículos de arte: Compra crayolas, marcadores, pinturas, pegamento, papel de construcción. Invita a tu hijo a que eche a volar la imaginación utilizando esos materiales.
15. Cocina galletas, brownies o alguna otra receta fácil. Las recetas de “barras de energía” son saludables y fáciles de elaborar. Cocinar y hornear requiere habilidades organizacionales y la habilidad de leer y seguir instrucciones. A muchos niños les encanta hacer esto porque reciben una rica recompensa al final.
16. Organiza un curso de golfito, de béisbol o de básquetbol en tu patio.
17. Elabora un álbum de fotos. Compra cámaras desechables y deja que tu hijo documente fotográficamente sus vacaciones. Compra algunos libros de fotografía para niños en la librería.
18. Haz un jardín, planta flores y otras hierbas ornamentales. Aprovecha para combinarlo con aprendizaje de ciencia para hacer la experiencia más rica.
19. Planea viajes de campo con un tema educacional. No importa donde vivas, debe haber algún lugar notable a no más de una hora de distancia. Averigua a dónde puedes ir y lleva a la familia.


Recuperado el día 6 junio 2006 de la página electrónica http://www.deficitdeatencion.org/haciendo.doc

Saturday, June 02, 2007

Los transtornos de la salud mental infantil

Es normal que los niños y adolescentes desarrollen ciertos miedos y experimenten cierta anticipación temerosa de los problemas (ansiedad) durante el curso de su desarrollo. Con el tiempo, los miedos normales desaparecen cuando los niños aprenden más acerca de qué esperar del entorno y de las relaciones con los demás. Cuando sus miedos no se disipan y comienzan a interferir con la vida y las actividades diarias del niño o del adolescente, puede ser signo de un trastorno de la ansiedad, y los padres deben consultar con un médico de inmediato.
Los desórdenes de la ansiedad son los problemas de salud mentales más comunes que ocurren en niños y adolescentes. Tanto como 13 por ciento de niños entre las edades de 9 y 17 años tiene un desorden de la ansiedad.
Existen muchos trastornos de ansiedad diferentes que afectan a los niños y los adolescentes y que requieren atención médica a cargo de un médico u otro profesional de la salud. Algunos son:
El Trastorno de Ansiedad de Separación
El Trastorno de Ansiedad Generalizado
El Trastorno Obsesivo Compulsivo
Las Fobias
El Trastorno de Estrés Postraumático
Es fundamental para los padres y la familia en general reconocer el momento preciso para solicitar tratamiento. Muchas veces, los padres son los primeros en sospechar que su hijo pequeño o adolescente tiene sentimientos, comportamientos o condiciones ambientales que lo llevan a actuar de manera perturbadora, rebelde o triste. Esto puede incluir, entre otros, problemas en las relaciones con los amigos o miembros de la familia, en la escuela, con el sueño, la alimentación, el abuso de drogas, la expresión de emociones, el desarrollo, lidiar con cuestiones cotidianas, prestar atención y la receptividad. También es importante reconocer que personas de diferentes edades presentan síntomas y comportamientos diferentes. Familiarizarse con los comportamientos de mala adaptación de los niños pequeños y los adolescentes a menudo puede contribuir a identificar este tipo de problemas temprano, justo en el momento en que el tratamiento resulta más efectivo. Es fundamental que los familiares que sospechan la existencia de problemas en una o más de estas áreas busquen tratamiento lo antes posible. Existen tratamientos para los trastornos de la salud mental.
A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento o del desarrollo en un niño pequeño, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada niño puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:
· Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones (a pesar de que el niño estudia y se esfuerza)
· Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares
· Alteraciones del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio)
· Hiperactividad
· Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses)
· Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses)
· Negarse a asistir a clases de forma regular o frecuente
· Negarse a participar en actividades escolares, familiares, o ambas
· Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas
· Rabietas o demostraciones de enojo excesivas y habituales (sin explicación alguna)
· Pensamientos y comentarios suicidas
Los síntomas de un potencial problema emocional, del comportamiento o del desarrollo pueden parecerse a los de otros trastornos. Siempre consulte al médico de su hijo para el diagnóstico.
A continuación se enumeran los síntomas más comunes de un posible problema emocional, del comportamiento o del desarrollo en un niño de más edad o un adolescente, que requiere una evaluación psiquiátrica. Sin embargo, cada adolescente puede experimentarlos de una forma diferente. Los síntomas pueden incluir:
· Reducción significativa en el rendimiento escolar o bajas calificaciones (a pesar de que el adolescente estudia y se esfuerza)
· Abandono de ciertas actividades, amigos o familiares
· Abuso de sustancias (alcohol y drogas)
· Alteraciones del sueño (por ejemplo, terrores nocturnos, pesadillas, insomnio e hipersomnio)
· Depresión (estado de ánimo deprimido, actitud negativa, cambios de humor)
· Cambios en el apetito (por ejemplo, negarse a comer, comer en exceso, rituales de alimentación, atracones compulsivos, purgaciones)
· Agresiones continuas o frecuentes o reacciones violentas (durante períodos de más de seis meses)
· Rebelión continua o frecuente; actitud de oposición a la autoridad y las instrucciones (durante períodos de más de seis meses)
· Ira continua o frecuente (durante períodos de más de seis meses)
· No asistir a clases
· Negarse a participar en actividades escolares, familiares o deportivas
· Preocupación y ansiedad excesivas, o ambas
· Hacerse daño a sí mismos
· Amenazarse a sí mismos o a los demás
· Pensamientos de muerte
· Pensamientos y comentarios suicidas
· Escaparse del hogar o amenazar con escaparse
· Comportamientos destructivos (por ejemplo, vandalismo, delitos criminales, etc.)
· Reacciones sexuales explícitas
· Mentiras, trampas, o ambas
· Muchos problemas físicos
Los síntomas de un potencial problema emocional, del comportamiento o del desarrollo pueden parecerse a los de otros trastornos. Siempre consulte al médico de su hijo adolescente para el diagnóstico.
Los trastornos de la salud mental son de gran complejidad y requieren la atención de un equipo de tratamiento multidisciplinario. Los miembros del equipo pueden incluir, entre otros, a los siguientes:
· Psiquiatra de niños y adolescentesMédico titulado (su nombre lleva las iniciales en inglés MD o DO) que se especializa en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mentales en niños y adolescentes. Su capacitación médica y psiquiátrica con niños y adolescentes los prepara para tratar a niños y adolescentes en forma individual, como integrantes de una familia o en grupo. Los psiquiatras de niños y adolescentes pueden recetar medicamentos, si es necesario.
· PsiquiatraMédico titulado (su nombre lleva las iniciales en inglés MD o DO) que se especializa en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mentales. Su capacitación médica y psiquiátrica los prepara para tratar a niños y adultos en forma individual, como integrantes de una familia o en grupo. Los psiquiatras pueden recetar medicamentos, si es necesario.
· PsicólogoProfesional de la salud mental acreditado (en medicina o psicología) que se especializa en la evaluación, el diagnóstico y el tratamiento de los trastornos mentales. Su capacitación los prepara para tratar a niños y adultos en forma individual, como integrantes de una familia o en grupo. Los psicólogos también llevan a cabo evaluaciones cognitivas, académicas y de la personalidad.
· Trabajador social (B.A., B.S.W., M.S., M.S.W) y trabajador social clínico acreditado (LCSW)Un trabajador social (preparado con estudios universitarios o de maestría) a menudo trabaja junto con la familia del niño para alcanzar los objetivos del tratamiento establecidos por el médico de su hijo, que pueden ser a largo o corto plazo. Los trabajadores sociales pueden utilizar distintos tipos de psicoterapia con el niño y la familia, según resulte necesario.
· Enfermero psiquiátricoEnfermero clínico con maestría en enfermería especializada en salud mental psiquiátrica. El enfermero psiquiátrico está capacitado educativa y clínicamente en psicopatología, terapia individual, de grupo y familiar, y en intervención en casos de crisis.


Información de Dr.Tango
Tomado de http://www.terra.com/salud/

Tuesday, May 29, 2007

El mejor tesoro del mundo (Cuento)

Había una vez una niña llamada Copito. La niña vivía en una pequeña cabaña en el bosque, rodeada de grandes árboles y un hermoso lago de agua azul.
Una mañana, Copito se encontraba lavándose la cara en el lago cuando apareció un pez dorado. “¿Quién eres?”, preguntó la niña. “Soy el rey de este lago”, dijo el pez.
El pez dorado necesitaba un gran favor de Copito. Necesitaba que encontrara un tesoro: “Ve al medio del bosque y encuentra el tesoro de los cinco dones”.
Copito salió camino al bosque. Llevaba una mochila, un poco de pan y agua para alimentarse. Caminó durante muchas horas.
De repente escuchó a alguien llorando. Fue a ver detrás de unos arbustos. “¿Por qué lloras amiga tortuga”, preguntó Copito. “Me he perdido y no se como regresar”, respondió la tortuga.
Entonces, Copito la ayudó. Ambas buscaron el camino. Lo encontraron detrás de un gran árbol. La tortuga pudo volver a su hogar. Y fue así que Copito conoció la importancia de ayudar a los demás.
La niña continuó caminando. Al llegar a una gran roca vio a dos gusanitos que peleaban. “¿Por qué pelean amigos gusanos?” “Somos dos y solo hay un bizcocho”.
Copito tomó e; bizcocho y pensó por un rato en qué hacer. Luego partió el bizcocho en dos partes y le dio una a cada gusano. Así fue que aprendió a ser justa.
Comenzó a caer la noche y Copito se sintió sola. Juntó sus manos y comenzó a orar. “Señor, soy una pequeña niña en medio del bosque, por favor alumbra mi camino”.
Entonces, una bandada de luciérnagas que pasaba por allí alumbró el camino de la niña. Copito aprendió que hay que tener fe en la vida.
En la mañana siguiente se sentó a descansar bajo un árbol. Al levantarse no encontró el pedazo de pan que había llevado para calmar el hambre.
Al mirar detrás de un tronco caído encontró a una ardilla comiéndose el pan. La ardilla dijo: “Perdóname, amiga mía. Tenía mucha hambre y no pensé en lo que hacía”. Copito y la ardilla comieron juntas el pan. Así aprendió la importancia de perdonar.
En medio del bosque Copito encontró el tesoro más hermoso. Allí vivían todos los animales compartiendo juntos. La niña entendió que el mayor tesoro es el Amor.
Al llegar de regreso, Copito fue al lago a ver al pez dorado. “Ya encontré los tesoros que enviaste a buscar”, dijo la niña. “¿Dónde están?”, preguntó el pez. “No son materiales. Son valores que te ayudan a ser mejor persona”, respondió Copito con una gran sonrisa.
Copito se sintió feliz. Ese día estuvo jugando y bailando todo el día. Había aprendido lo importante que era ayudar, ser justa, tener fe, perdonar y amar.



Idea original de Alfredo Vélez Santos
Texto de Norman J. de Jesús de Jesús
Escrito en abril de 2006 en Ponce, Puerto Rico

Dedicado a: Raúl Alexander, Fernando Luís y Dayaenid

Monday, May 21, 2007

Actividades para el VERANO

Las vacaciones de verano de los niños pueden convertirse en un verdadero reto para los padres. Al no tener que ir a la escuela, los niños se quedan todo el día en la casa, se aburren o pasan horas interminables frente al televisor y la computadora. Los padres que salen a trabajar tienen que encontrar a alguien que pueda cuidar o supervisar a sus hijos.

Existen centros recreativos que ofrecen desde cuidado para los más pequeños, clases de manualidades y deportes hasta actividades físicas y campamentos de verano. Algunos de estos servicios son gratuitos y otros son muy accesibles al bolsillo.

Los campamentos de verano permiten que su hijo pase el día al aire libre, que vaya a una piscina y realice excursiones a diferentes parques de diversiones y museos. Este programa no sólo está pensado para los más pequeños; muchos centros recreativos ofrecen a mayores de 13 años la oportunidad de desempeñarse como líderes de campamento de los más pequeños, bajo la supervisión de adultos entrenados.

Otro programa que podría tomarse en consideración es el Mundo al Aire Libre, para ofrecer a niños la experiencia de acampar al aire libre. La filosofía de este tipo de programa debe ser que la recreación al aire libre es una experiencia positiva en la formación de los niños. Se debe ofrecer a los menores la oportunidad de acampar, tomar conciencia del medio ambiente y aprender los elementos básicos de campamento.

Otras actividades que se podrían adaptar al verano son:

  • Super ciencia para preescolares: estas clases para niños de 3 a 5 años le despertarán un temprano amor por la naturaleza.
  • Hagamos música: Los niños cantan y tocan instrumentos musicales que aprenden a construir con materiales reciclados.
  • Música con alas: Los más pequeños descubren ritmos, movimientos y melodías de las aves y aprenden acerca de las abejas, mariposas y pájaros.
  • Ciencia simple: Ésta es una clase de "manos a la obra" en la cual los niños aprenden los elementos científicos básicos y exploran el centro.
  • Sé un explorador: Usan pistas para explorar los senderos del centro


Adaptado de: Gaglianone, V. (11 junio 2006). Mamá, ¡estoy aburrido!: Actividades para niños y jóvenes durante las vacaciones de verano. Periódico La Opinión Digital.

Saturday, May 19, 2007

La conducta impertinente (artículo)

Cada vez son más las madres y padres que se quejan de las conductas impositivas, impertinentes e invasivas que sus hijos e hijas adoptan, tanto en su hogar como en la escuela o el colegio. (Razones por las cuáles un niño puede mostrarse agresivos: Tiene que seguir las normas de educación; No puede hacer todo lo que quiere; Se siente vulnerable e inferior a los adultos; Se frustra si algo no le sale bien; No entiende las cosas que pasan a su alrededor y otros).
Si te encuentras en este grupo, hazle entender a tu pequeño que hay una autoridad por encima de él en casa y otra en su centro escolar, que son su maestra y tú quiénes deciden lo que hay que hacer en cada momento y que “eso” has decidido no admite ningún tipo de protestas. Déjale muy claro que no puede discutir ni ridiculizar lo que tú dices, porque, le guste o no, es lo mejor para él y lo que va a acabar haciendo.
Para que el niño aprenda a comportarse de forma social y adaptada, hay que ir poco a poco, enseñándole despacio. Y es precisamente nuestra falta de tiempo para hablar con él y para “escuchar” sus múltiples señales lo que hace que, a veces, no nos resulte fácil enseñarle buenos modales.
A menudo corregimos sus gritos a voces o adoptamos actitudes marcadamente autoritarias para que deje de incordiarnos. Actuar así nos parece el camino más rápido para arreglar las cosas, pero la verdad es que las empeora. ¿Por qué? Por un lado, porque el niño o la niña imita las actitudes impositivas de los padres. Y por otro, porque cuando se le consiente todo, se siente poco querido y demuestra su inseguridad contestándole mal a todo el mundo.
Aclarado esto, ¿qué modelo de actitud correcta debemos mostrarle? ¿Qué motivaciones hay que ofrecerle para que respete y conteste bien a todos?
• Acuerda con tu pareja que no van a permitir que su pequeño les siga hablando mal. Si uno de ustedes le corrige y el otro deja pasar sus impertinencias, el niño seguirá dirigiéndose a ambos sin ningún respeto.
• Cuando se le escape alguna impertinencia, recuérdale de forma apacible y serena, pero firme, que no te gusta que te hable así y que si sigue haciéndolo tendrás que castigarle.
• Si reincide, antes de retirarle alguno de sus privilegios (ver su programa favorito de televisión, salir un rato al parque a jugar con sus amigos...), dale la oportunidad de volver a explicarse, esta vez sin impertinencias, para que vea que “estás de su parte”.
• Cuando juegue con otros niños, establece turnos e insístele en que debe respetarlos, igual que hacen los demás.
• Alaba con alegría su conducta siempre que actúe de una manera respetuosa y educada con todos y recuérdale entonces que su padre y tú siempre le querrán mucho, aunque no aprueben algunas de sus conductas y tengan que reñirle por ellas. Recuerda siempre que cuanto más valores sus cualidades positivas, más conforme se sentirá consigo mismo y menos agresivo se mostrará con los demás.
Formas de desahogo
Todos los niños retienen algo de agresividad en su interior. Explícale a tu hijo que es normal que a veces esté malhumorado, enfadado o triste, pero que este malestar no debe pagarlo contestándoles mal a ustedes ni a su profesora ni a sus amigos, que son las personas que más le quieren.
Insístele en que hay alternativas menos agresivas para desahogarse, como contarte tranquilamente qué le ha pasado, dar unas carreras por el parque o buscar juntos una solución para que ese niño que le saca de quicio no vuelva a molestarle.
Por muy harta que estés de aguantar sus salidas de tono, evita ponerle el cartel de niño contestón, impertinente o maleducado. Para sentirse confiado y a gusto con el resto del mundo, y respetarlo, necesita estar plenamente convencido de que su padre y tú le quieren por encima de su comportamiento. Y estas etiquetas le transmiten la idea de que les ha defraudado, algo que incrementará su malestar interior sin motivo, puesto que no es verdad.
Táctica para los muy rebeldes
El método de la representación de papeles consiste en que la madre (o el padre) juegue con su “pequeño tirano” a imitar su reacción cuando algo le irrita: advirtiéndole que es un juego, el adulto tiene que contestarle mal y decirle algo que le duela.
Después del ensayo, debe preguntar al niño qué le parece su actuación y qué le ha hecho sentir y, más tarde, buscar juntos otras reacciones de colaboración y respeto, más positivas y agradables para todos.


Por Isabel Álvarez / El País
Tomado de: http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/¡chiquilla_impertinente!/215580

Saturday, May 12, 2007

Actividades generales para preescolares

Las siguientes actividades fueron tomadas de la página electrónica http://educpreescolar.blogspot.com la cual está dedicada a la educación preescolar. Les invito a visitarla y aprender más actividades para sus hijos.

********************************************

Se pueden comenzar los juegos de regla: juegos de mesa (cartas, oca, parchís) y de competición (actividades deportivas que enfrentan a dos grupos). Estos juegos tienen una importante función en el desarrollo de las habilidades sociales y la capacidad para negociar, ya que desarrollan el sentimiento de la vinculación y pertenencia a un determinado grupo social.
Para una sesión de aprendizaje es conveniente sentarse en una mesa grande de cara a la pared, y dividir las actividades más o menos del siguiente modo:

5 minutos: Dibujar/copiar letras
5 minutos: aprendizaje de colores.
5 minutos: contar
5 minutos: significados de palabras.
5 minutos: cuento

Se puede comenzar el aprendizaje de la longitud (largo, más largo, lo más largo) (corto, más corto, lo más corto) utilizando pajitas, por ejemplo.- Comenzar con el concepto de peso (por ejemplo, utilizando patatas)
Comenzar con el concepto de volumen con tres vasos de agua llenados con distintos volúmenes.
Utilizar tarjetas con números. En una cartulina dibujar con números grandes del 1 al 20 y encerrar en un círculo los pares, y después los impares.
Una de las mejores formas de enseñar a sumar es utilizando pequeños bloques de madera (sumar es ir hacia arriba y restar ir hacia abajo).
Contar con monedas.
A los tres años un niño necesita que la historia que le lean tenga tres elementos: una página ilustrada para comentarla, una caracterización viva, mucha acción y un poco de misterio. Muchos cuentos de hadas contienen estos elementos. Hay que interpretarle el papel del gigante o de la bruja.
Bolsa de sorpresas. Ponemos diversos objetos dentro de una bolsa. El niño debe introducir una mano y debe identificarlos con el tacto.
Juguete sobre la mesa. Cubierto con un paño, para que deje traslucir, más o menos, la silueta. Averiguar su nombre.
Ruidos. ¿Qué ruido produces cuando comes algo que te gusta mucho? ¿Cuándo estornudas, cuando soplas fuerte por la boca, el viento, un coche, un tren, etc?
Sonidos. Imitar el ruido de una abeja (zzzzzz), de un neumático que se desinfla (sssss...), de un coche, etc.
Cumplir órdenes. Sal de ahí, dejando la mesa a tu derecha, sigue adelante, da una vuelta a la silla; detente de pie, ante el armario, etc.
Tres objetos. Por ejemplo, un plátano, una manzana y una naranja. Colócalos de modo que la manzana tenga a su derecha el plátano y que la naranja tenga la manzana también a su derecha.
Pasado presente, futuro. ¿Qué hiciste ayer? ¿A quién viste? ¿Qué vas a hacer el próximo domingo? ¿Qué hago durante el día? Me levanto...
Ritmos. La letra M representa aplaudir. La P, golpear el suelo con los pies. Ejemplos: MMP,PPM,MPM,PPP, etc.
Transcripción de un ritmo. Golpes fuertes en la mesa: el niño dibuja una espiral; golpes flojos, un punto.
Palmear palabras. Decir palabras destacando bien cada una de sus sílabas, acompañando cada sílaba con una palmada.
Completar series. Desayunar, comer, merendar...¿Qué palabra seguiría? (Noche,cena). Dedo, mano, brazo...
Clasificar palabras en grupos: Lluvia, pájaro, nieve, perro, viento, gato, truenos, etc.
Terminar frases: con los ojos veo, con la boca...; el agua del mar es salada, el azúcar es...; el pájaro vuela, el pez...
Causa-efecto: terminar frases como: ya que he pasado horas sin comer, ahora tengo...; He salido sin paraguas, y, como llueve...
Aprender y recitar poesías, comenzando por dos versos, aumentando cada día hasta completar. También canciones.
El dibujo escondido. Se le enseña un dibujo y el niño lo observa. Luego se le retira y se le pide que recuerde los detalles.
Órdenes con gestos. Dar órdenes para que las cumpla, sólo con gestos.
Planteamiento de problemas: hacer cosas que el niño sepa que están mal. Por ejemplo poner los zapatos en la cabeza, los guantes en los pies, los calcetines en las manos.

Thursday, May 10, 2007

Creando esculturas

Materiales:
Barro fabricado por los niños o arcilla
Agua
Estecas o palitos, cucharitas
Cartón o madera

Procedimiento:
Sería bueno antes de empezar a hacer esta actividad, ver fotos de distintas esculturas clásicas.
Es importante que los niños exploren el material e incorporen el concepto de "escultura". Es especial para los preescolares, donde la tridimensión se hace menos complicada.
Cuando "la pieza de arte" está terminada la montamos sobre paspartú, madera o cartón corrugado.
Es una buena idea incorporar un cartelito con los datos (nombre del escultor, título, etc) y que los niños lo lleven a casa u organizar una muestra en el centro de aprendizaje.
Esto incentiva el amor por las propias producciones, y una gran alegría para las mamás y papás!


Por: Paula Celaya; Profesora de Nivel Inicial en Banfield-Buenos Aires
Tomado de: http://www.educacioninicial.com/ei/contenidos/00/1200/1200.ASP

Monday, May 07, 2007

Aspectos generales de la nutrición de los niños preescolares

El desarrollo de los niños se determina por la herencia, los hábitos alimentarios de la madre durante el embarazo y lo hábitos de los niños durante los años posteriores al nacimiento. Es de suma importancia que se les ofrezcan los nutrimentos necesarios para el buen desarrollo y el crecimiento. Entre estos nutrimentos están:

1. Las calorías: fuente de energía principal para el metabolismo basal, la actividad física y el crecimiento.
2. Las proteínas: suple aminoácidos esenciales para la formación de células del cuerpo, hemoglobina, plasma, enzimas digestivas, hormonas, anticuerpos y ayuda a los tejidos.
3. Los hidratos de carbono: necesarios como fuente de energía.
4. Las grasas: fuente de energía concentrada y evitan la quema de proteínas. Ofrecen ácidos linoléicos y araquidónicos.
5. El agua: es importante para reponer pérdidas insensibles y gastrointestinales. Ayuda en la eliminación de los solutos naturales.

Se deben seguir una serie de procedimientos en el uso del menú para los niños. Esto para velar por el bienestar de los mismos. Consulte a un nutricionista certificado para que le prepare un menú adecuado a las necesidades particulares de su hijo.

Tomado de: Programa WIC y el Departamento de Salud de Puerto Rico (2004).

Wednesday, May 02, 2007

La educación y los niños

La educación es un proceso importante en los niños en general. Para los niños con problemas específicos de aprendizaje es una tarea complicada, por lo que se hace necesario que entendamos cómo ellos ven la educación. A continuación unos detalles importantes en el proceso de enseñanza y aprendizaje que pueden ser útiles a todos los niños…

¿Cómo aprende el cerebro de los niños?
• Modelo secuencial: se lleva a cabo en el hemisferio izquierdo del cerebro. Se procesan los detalles visuales y auditivos. Los errores más comunes son en detallar y seguir secuencias (hemisferio encargado de escuchar y hablar).
• Modelo de síntesis: se lleva a cabo en el hemisferio derecho del cerebro. Se procesa lo visual, lo auditivo y lo no verbal. Los errores más comunes son de contorno y configuración (hemisferio encargado de escuchar y actuar).

Pasos a seguir al momento de establecer patrones educacionales para niños con problemas específicos de aprendizaje.
• Definir el problema: ¿Qué es lo que el estudiante no puede aprender? ¿Qué es exactamente lo que no consigue hacer y su maestro quisiera que hiciera? ¿Qué enseñar?
• Evaluación inicial: ¿Cuál es el punto de partida para la ayuda?¿Cuáles son los contenidos conceptuales, procedimientos y actitudes que el estudiante ya posee?
• Secuencia del aprendizaje: ¿Cuál es el paso más estratégico más para ayudar al estudiante? ¿Cuáles son los pasos en el proceso de aprendizaje para alcanzar el objetivo?
• Principios de aprendizaje significativo: ¿Cuáles son las decisiones metodológicas más adecuadas? ¿Cómo enseñar?
• Decisiones sobre la evaluación (qué, cómo y cuándo evaluar): ¿La ayuda ha permitido que el estudiante alcance el objetivo previsto?

Monday, April 23, 2007

La gallinita ciega (Juegos al aire libre)

Un jugador tiene que taparse los ojos con un pañuelo para hacer la parte de la gallinita ciega. La zona de juego se limita a un determinado campo de acción del cual está prohibido salirse.

Los jugadores dicen ‘‘Gallinita ciega, ¿qué se te ha perdido?’’

A lo que la ‘gallinita ciega’ responde: ‘‘Una aguja y un dedal’’,
A lo que los demás responden, ‘‘da tres vueltas y los encontrarás’’.


La ‘gallinita ciega’ da tres giros sobre sí misma y sale en busca de algún jugador que pillar. Una vez haya localizado a alguien tendrá que intentar reconocer quien es solamente con el tacto. Si descubre su identidad, esa persona será la nueva ‘gallinita ciega’.


Tomado de: www.miniclub.com

Wednesday, April 18, 2007

La efectividad del involucramiento de los padres en el desarrollo de destrezas y las inteligencias múltiples de los niño preescolares

Resumen

La familia es la base fundamental para la educación de los niños, ya que son los cuidadores y educadores primarios de éstos. El propósito del estudio fue visualizar el efecto del involucramiento de los padres en las actividades educativas de sus hijos preescolares y cómo influyen en el proceso de desarrollo de las destrezas psicomotoras y las inteligencias múltiples del menor. Las variables fueron el involucramiento de los padres como variable independiente y el desarrollo de las destrezas psicomotoras básicas y las inteligencias múltiples como variables dependientes.
Se realizó un estudio de naturaleza descriptiva. El estudio fue basado en un análisis estadístico de por ciento para determinar si la relación entre las variables independiente y dependientes del estudio fue significativo. Se fundamentó en las teorías de Jean Piaget (1942), Reuven Feuerstein (1963) y Howard Garner (1993). Relacionadas con el desarrollo cognoscitivo, el aprendizaje mediado y las inteligencias múltiples respectivamente.
Los sujetos participantes del estudio (n = 11) reciben servicio directo del centro Today Kids Day Care and Learning Center en el Municipio de Santa Isabel. La mayoría de los sujetos pertenecían al género masculino y representaban un cincuenta y cinco por ciento de la población total. Los sujetos participantes del estudio tenían de tres a cuatro años de edad por lo que representaban una población en etapa preescolar. En relación a las familias de los preescolares participantes en el estudio están representados por estudiantes que viven con ambos padres en un noventa y uno porciento de la población total. Las familias participantes residían en diferentes zonas geográficas siendo la zona urbana la de mayor participación con un setenta y tres por ciento. Las mismas tienen un ingreso considerado alto, que está sobre los veinte mil dólares, para un ochenta y dos porciento de la población total.
Para recolectar los datos se utilizó los siguientes cuestionarios creados por el investigador con el propósito de recolectar datos de interés para el estudio: Cuestionario Inicial a Padres (CIP) para medir la visión que tienen los padres respecto a los servicios que se ofrecen en el centro preescolar; Cuestionario Involucramiento de los Padres en el Proceso Educativo (IPE) para medir el nivel de involucramiento de los padres en las actividades del centro; Cuestionario sobre el uso de Internet (CUI) para determinar la frecuencia de uso de la Internet como recurso educativo; y Cuestionario a Personal Administrativo (CPA) para medir la visión que tiene el personal del centro respecto a la participación de los padres en las actividades que se realizan en el mismo.
El investigador creó una prueba, Perfil de Desarrollo para Niños de Transición (PDNT), para medir las destrezas comunológicas, motoras gruesas, motoras finas, sensoriales, socio-emocionales y cognoscitivas. Además, se utilizó la Prueba de Satisfacción del Tiempo Compartido con los Hijos (PSTCH) para medir el nivel de la satisfacción de los padres en las actividades que realizan con sus hijos y el Cuestionario sobre el Gusto Musical del niño preescolar (CGM) para determinar las destrezas musicales del niño participante. Con una selección de reactivos de las pruebas PDNT y CGM se redactó el Perfil de Inteligencias Múltiples (PIM) para determinar el nivel de inteligencia de los niños preescolares.
Se crearon módulos instruccionales, un correo de comunicación directa y una página electrónica como medios de tratamiento con el propósito de mantener informados a los padres con artículos, canciones, juegos, actividades y cuentos que pueden utilizar como herramientas de trabajo con sus hijos preescolares. Todos los instrumentos y tratamientos fueron validados por expertos en el área de la psicología infantil y el desarrollo de preescolares.
Entre los hallazgos más significativos están los resultados en las pruebas de Perfil de Desarrollo para Niños de Transición a la Educación Preescolar (PDNT) donde el ciento por ciento (100%) de los estudiantes obtuvo una mejoría en las destrezas del lenguaje, motoras gruesas, motoras finas, cognitivas, socio emocionales y sensoriales necesarias para la transición. Finalizado el tratamiento el cincuenta y seis (56) de las destrezas fueron dominadas para un noventa y tres porciento (93%). Unas cuatro (4) destrezas no fueron dominadas para un siete porciento (7%) de las destrezas necesarias para la transición. Las destrezas no dominadas en la post prueba fueron: repetir conceptos numéricos (lenguaje), correr sin tropezarse (motor grueso), caminar de espalda en línea recta (motor grueso) y abotonar (motor fino).
Los once (11) sujetos participantes manifestaron su inteligencia espacial, física-kinestética, comunológica, lógica-matemática, interpersonal, intrapersonal y naturalista para un ciento porciento (100%) de la población total. Se concluye que todos poseían las inteligencias múltiples antes mencionadas. Sin embargo, ocho (8) sujetos participantes manifestaron su inteligencia musical para un setenta y tres porciento (73%) de la población total. Tres (3) sujetos participantes manifestaron alguna dificultad en su inteligencia musical para un veintisiete porciento (27%) de la población total. En resumen, la mayoría poseían la inteligencia musical y el restante de los sujetos está en proceso de adquirirla.
Del estudio se concluye que la participación de los padres en el proceso educativo de sus hijos tiene un efecto positivo en el desarrollo de las destrezas psicomotoras básicas necesarias para la transición a la educación primaria. También se concluye que la participación de los padres tiene un efecto positivo en el desarrollo de las inteligencias múltiples. Se recomienda crear currículos que vayan a favor del involucramiento de los padres en la educación de sus hijos para maximizar su potencialidad en las destrezas necesarias del desarrollo humano a nivel preescolar.


Nota: Para más detalles de la investigación puede escribir a njoeldejesus@yahoo.com

Tuesday, April 10, 2007

Hola...

Por problemas técnicos no habíamos podido publicar nuevas entradas en nuestro blog de educación preescolar. Ya hemos resuelto el asunto. Para mejor entendimiento los dejamos con el siguiente mensaje…

"La perfección es solo de Dios y en ocasiones se cansa de ella y decide convertirse en hombre: Jesús. Así qué importa que seamos imperfectos, lo importante es saber convivir con la imperfección y hacerla útil."*

Desde hoy estaremos publicando nuevas entradas periódicamente. Gracias por esperarnos!!!


*por Norman Joel de Jesús, 2007

Thursday, January 25, 2007

Tortitas de barro

Resumen del Artículo

Los científicos, filósofos, poetas y padres siempre han creído en la belleza y las bondades de la naturaleza. Sin embargo, la noción de jugar al aire libre se está perdiendo. Según estudios realizados en 1981, los niños pasaban un promedio de 100 minutos cada semana jugando al ire libre. En el estudio realizado en el 2002, ese tiempo se redujo a la mitad, apenas 50 minutos. Es una realidad la que vemos a diario, los niños desde pequeños poseen computadoras, televisores, “cd player” y los famosos juegos electrónicos. Pasan encerrados la mayoría del tiempo, y cuando salen a divertirse lo hacen en la noche en el cine y las reuniones con sus amiguitos de la escuela. Hay nuevos hallazgos que señalan los extraordinarios beneficios de jugar al aire libre, y estar en contacto con la naturaleza. El visualizar los colores que produce la naturaleza, te ayuda a diferenciar colores y a ampliar tu capacidad al observar objetos a distancia.
El aprendizaje comienza en los sentidos. Los expertos en desarrollo en la primera infancia concuerdan en que el mundo natural es la fuente principal de estimulación, un entorno que requiere el uso total de los sentidos. Además el sistema esquelético se fortalece y el cuerpo absorbe la vitamina D que necesita del sol. A los bebés y a los niños en edad preescolar les encanta jugar en la arena y el agua, y pueden pasar horas contemplando animales o plantas. Se recomienda que tenga en su jardín zonas de arena y agua llenas de equipo experimental para niños, como cubetas, alas y utensilios de cocina. Puede hacerle preguntas, para que observe colores , las pueda diferenciar. Los niños en edad escolar proyectan pensamientos de alto nivel cuando clasifican lo que ven y hacen inferencias de sus investigaciones. Recuerda el mundo está en nuestras manos lo único que hay que hacer es salir a explorarlo.

Reacción

En este artículo llama la atención la realidad de los argumentos cuando se explora el campo de la niñez. En la actualidad los padres comparten muy pocos con los hijos y mucho menos en actividades al aire libre. Aveces vemos padres que solo salen los fines de semana a los centro comerciales, y cómo los niños les encanta salir a jugar en las máquinas electrónicas e ir al cine, los padres piensan que esa es la mejor diversión que pueden tener. Algunos padres le compran películas de muñecos para que el niño se entretenga y se quede tranquilo. Es importante crear un balance en la infancia de un niño, debemos hacer que explore en la naturaleza y que utilize su imaginación a la hora de jugar. Debemos ayudarlos a que su educación sea completa: intelectual y física. Los niños deben realizar ejercicios como correr, brincar, saltar, gritar, columpiarse y divertirse con otros juegos al aire libre. Eso es muy importante para una buena condición de salud, tanto física cómo mental. El niño debe usar todos los sentidos desde temprana edad, para que su organismo cerebral se expanda. Por eso como educador primario debemos pensar que lo importante que es llevar a cabo una clase con la teoría unida con la práctica. Por ejemplo si damos una clase de ciencia dónde hablamos de las hojas de las plantas, debemos enseñarle dibujos, transparencias, pero también debemos sacarlos al patio y mostrarle las plantas que nos rodean. De esa forma el niño capta mejor la enseñanza y valora más la clase. Son muchos detalles, colores y diferentes objetos que el niño puede observar y palpar si le brindamos la oportunidad de que tenga un contacto con la naturaleza. Por eso debemos aportar para que los niños puedan ver el mundo de dos ángulos diferentes.

Referencia: Vélez, A. (2006). Artículo I: Tortitas de barro. [Trabajo no editado presentado en curso Ed.207]. PUCPR: Puerto Rico.

Sunday, January 21, 2007

El reflujo en los infantes (Artículo)

Por Jaime R. Rosado / Especial El Nuevo Día

Probablemente el reflujo gastroesofageal es la condición más prevaleciente en el infante después del catarro común. Se ha sugerido que hasta el 90% de ellos padece de reflujo excesivo.
Es importante notar que los niños, tanto como los adultos, tienen cortos episodios de reflujo, en especial después de las comidas, algo que se considera normal.
Se piensa que el mecanismo de reflujo excesivo en el infante es debido a la combinación de la relajación intermitente del esfínter esofageal inferior (el cual sirve de barrera principal para impedir el movimiento retrógrado de contenido gástrico), con problemas de dismotilidad e inflamación del esófago o “esofagitis”.
Intervención
Las indicaciones absolutas para la intervención médica son tres:
•Cuando ocurre un crecimiento retardado (“failure tothrive”) o que el niño no crece, ya que vomita más de lo que retiene.
•Cuando existen complicaciones del esófago.
•Cuando hay complicaciones de la vía aérea, ya sean episodios de ahogo, irritación crónica de la vía alta o hasta pulmonía de aspiración.
No todos los niños presentan buches obvios o episodios de vómito. Pueden manifestar reflujo silencioso, en el cual el contenido gástrico alcanza el esófago, pero no es expulsado, aunque hace contacto con las paredes del mismo.
El esófago no tiene la capacidad de manejar el ácido que tiene el estómago, por lo que puede inflamarse o desarrollar esofagitis.
La esofagitis crónica puede causar sangrado, formación de estrecheces y hasta cáncer del esófago.
Las buenas noticias son que el 50 y 60% de los infantes que padecen de reflujo excesivo mejoran como a los seis meses de vida. Esto porque hay aumento en el tono general, el niño se posiciona más vertical y se introducen más sólidos a la dieta. Al año, mejora sobre el 90%.
Los tratamientos pueden ser tan simples como maniobras antirreflujo.
Éstas incluyen comidas más pequeñas pero más frecuentes, alimentar al niño en una posición de 45 grados, interrumpir las comidas para ayudar a la eructación o acostar al niño del lado derecho con la cabeza elevada.
A veces se espesa la fórmula con cereal. Sólo en la minoría de los casos se requiere tratamiento con medicinas como antiácidos, para prevenir o tratar la esofagitis o, en ocasiones, agentes antirreflujos.
“Tratar o no tratar”, ésa es la pregunta. Es importante hacer un historial bien detallado de los hábitos alimentarios, en especial del tamaño de las comidas, el tipo de comidas y hasta la técnica de alimentar al niño.
Tragado difícil o doloroso, irritabilidad o molestia excesiva, salivación exagerada o aumento de los vómitos pueden sugerir algún grado de esofagitis.
Por lo general, con un buen historial, un examen físico o, en casos necesarios, laboratorios y placas se pueden descartar otras causas más severas de vómito frecuente en el infante.
El autor es gastroenterólogo pediátrico, con práctica privada en la Torre Médica Auxilio Mutuo.

Tomado de: http://www.endi.com/noticia/bienestar/vida_y_estilo/reflujo_en_los_infantes/143076

Friday, January 19, 2007

"Esto es míoooo..." (Artículo)

No es raro que una vez que un pequeño o una pequeña logran articular algunas palabras al llegar a los dos años, decida que él o ella es el centro del universo y que todo lo que le rodea, incluidas las personas, son de su propiedad exclusiva.
Los expertos creen que los niños tratan de ejercitar cierto control sobre un mundo turbulento que les rodea.
El uso de los conceptos "yo"/"mío" son una señal de que el niño o la niña está empezando a comprender los conceptos de lo propio y lo ajeno.
Es el anticipo a la etapa en que estará listo para aprender a respetar turnos y compartir.
A los dos años, los niños suelen pensar que todo gira alrededor de ellos y que son los directores de orquesta de su hogar e incluso fuera de éste. Se muestran egoístas, no han aprendido aún a compartir sus cosas ni están dispuestos a que ningún niño o adulto deje de hacer lo que ellos demandan.
Los padres no saben qué pensar, sienten gran frustración porque aquel angelito o aquella princesita dulce de hace pocos meses se ha convertido en dictador/a a tiempo completo. Además de creer que todo debe hacerse según su voluntad, está convencido/a de que todo es suyo. ¿Cómo manejar la situación?
La realidad es que los pequeños viven convencidos de que así son las cosas y eso es una señal sana de que están empezando a darse cuenta de su individualidad, de que ya no son parte de mamá o papá. Se convierten en un ser por separado y es por eso que, en el segundo año de su vida, los niños son absolutamente egoístas, según lo manifiestan los especialistas. No se trata de una actitud arrogante o manipuladora a propósito, sino que es parte del desarrollo emocional normal de la infancia.
No significa esto que los padres deban darse por vencidos, más bien es el momento ideal para empezar a establecer ciertos límites y para que el niño o la niña aprenda que no siempre puede salirse con la suya. Habrá que explicarle que si bien los padres están allí para cuidarlo y atender sus necesidades, no siempre podrán darle total y absoluta atención. Los adultos debemos comprender y tener expectativas realistas sobre el comportamiento de los pequeños y no hacer demandas imposibles de cumplir.

Referencia: Tomado el día 19 enero 2007 de la página electrónica http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/¡esto_es_miooo...!/146359 [El comercio/Ecuador/GDA].

Wednesday, January 17, 2007

Mi acróstico (Actividad)

Materiales:

Revistas y periódicos
Tijeras
Pega
Lápiz o crayolas
Papel

Procedimiento

1. Recorte las letras del nombre de su hijo de las revistas o periódicos. Deje que su hijo le ayude en la tarea.
2. Pégalas en forma vertical en una hoja de papel.
3. Escriba un adjetivo que describa a su hijo al lado de cada una de las letras del nombre.
4. Devuelva el trabajo final al centro preescolar.

Ejemplo:
R isueño
A admirable
U nico
L indo

Saturday, January 13, 2007

La aceptación del fracaso (artículo)

Cuando jugamos con nuestros hijos pequeños solemos dejarles ganar. Lógico, porque si abusáramos de nuestra superioridad, ellos perderían siempre y no entenderían el juego. Pero una cosa es dejar que nos ganen de vez en cuando y otra es hacerlo por sistema, para ahorrarles el disgusto de perder. Así, sin darnos cuenta, como a nosotros no nos importa que nos ganen, ignoramos la figura del perdedor y los niños no reparan ni por unos instantes en que siempre que ellos ganan, hay otros que pierden.
Experiencia propia
Organiza con tu hijo una sesión de vídeos de cuando era más pequeño para que se dé cuenta de cómo ha mejorado sus destrezas.
Además de pasar un buen rato con él, esto servirá para demostrar cuál es la forma natural de aprender y que el esfuerzo y la ilusión es lo importante para superarse en la vida... y en el juego.
Una lección para la vida
Hay otro aspecto negativo de dejar que nuestro hijo nos gane siempre, y es que estas victorias continuas conectan con su sentimiento egocéntrico de que el mundo gira en torno a él, lo cual hace que le resulte aún más doloroso y desconcertante que, en ocasiones, haya otros que le superen en ciertas actividades. Además, al no perder nunca, se crea una imagen ficticia de sí mismo que le aleja de su yo real, lo que tampoco le beneficia en absoluto.
Como ves, aunque tu intención sea buena, dejar que tu hijo te gane siempre es un error que debes corregir. Para que el pequeño aprenda a disfrutar más de la vida, a superar las pequeñas frustraciones cotidianas y a entablar buenas relaciones con los demás, es importante que le ayudes a aceptar con naturalidad que en el juego unos ganan y otros pierden, y que no pasa nada por ello.
Lo ideal es que el niño disfrute de la actividad particular sin que el resultado final influya demasiado en su ánimo. Para transmitirle esta idea y ayudarle a hacerla suya, debes seguir estas pautas:
• En lugar de dejarle ganar, es mejor que adaptes las dificultades del juego a su nivel, para que así pueda venceros, de verdad, alguna vez.
• Procura aceptar la victoria y la derrota de un modo natural, sin mostraros muy alegres ni demasiado tristes según hayan ganado o perdido. Así le harás ver que lo importante es participar y pasar un buen rato, no ganar o perder.
• Explícale que la derrota no es un fracaso, sino una buena lección para saber cómo superarse.
Potenciar su autoestima
Que tu hijo muestre tanto empeño en ganar denota que tiene amor propio, ilusión por mejorar y un enorme afán de superación, lo que es muy positivo para él. Sin embargo, su deseo de ser el número uno en todo le puede llevar a no disfrutar de las cosas, a exigirse demasiado y a no tolerar las frustraciones.
Para mitigar estas consecuencias negativas de su forma de ser, debes reforzar su autoestima y valorar siempre el esfuerzo que hace, más que el resultado que obtiene. Para ello...
• Ríete tanto de tus meteduras de pata como de las suyas.
• Evita transmitirle un afán agobiante de perfeccionismo, sé menos crítica y dale frecuentes muestras de cariño.
• Bríndale oportunidades de relacionarse con otros niños y no intervengas en sus juegos: la práctica es la manera más natural de comprobar que unas veces se gana y otras se pierde.
• Cuando pierda, anímale con frases como: “¡Emilio ha sido el más rápido, pero cuánto se han reído todos!”.
Estas medidas le llevarán a bajar su listón de exigencia, le descargarán de la responsabilidad de querer ser perfecto, le ayudarán a relajarse y a disfrutar más de los juegos... Y todo ello le convertirá en un niño más feliz.
Si le da una rabieta...
Si aflora una rabieta cuando le ganan, además de tener mucha paciencia con él y de aceptar su mala reacción, por mucho que te moleste...
No sobrevalores su enojo
Si lo haces, aprenderá que a base de enfadarse puede manejarte a su capricho.
No te enfogones
Romperás el encanto del juego, la magia y la ilusión del momento, lo que es una pena.
No dejen de jugar con él
Si lo hacen, nunca aprenderá a perder y esto puede causarle problemas en sus relaciones.

Referencia: Alvarez, I. (2006). Que acepte que perdió. El País. Recuperado el 13 enero 2007 de www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/que_acepte_que_perdio/142366

Friday, January 12, 2007

Mi Nombre es Especial (Actividad)

Tema: Puedo Practicar Escribir Mi Nombre

Esta actividad educativa ayuda al niño a reconocer y a practicar su primer nombre. Esto es un primer paso muy importante para ayudar al niño a ser independiente y tener amor propio positivo. También es una forma positiva de entusiasmarlos para aprender las letras y los primeros pasos de la escritura. En esta actividad los niños van a aprender a reconocer su primer nombre escrito, a practicarlo y saber que su nombre y él mismo es muy especial. Algunas ideas para discutir durante la actividad:
1. A los niños les gusta saber el origen de su nombre y qué significa. Si usted tiene o puede obtener esta información puede incluir esto en la actividad.
2. Hable de uno o dos personajes históricos que hayan hecho cosas positivas con el mismo primer nombre.

Instrucciones:
* Cree una página de trabajo para su hijo.
* Haga una demostración primero para que el niño observe como se escribe el nombre. Anime al niño a practicar su nombre y dígale que su nombre es muy especial.
* Puede también pegar una fotografía del niño en la parte superior o inferior para hacer la página más especial y única.
* Puede hacer esta actividad regularmente usando la página para mantener al niño ocupado mientras usted esta en la cocina y el niño espera por su desayuno, almuerzo o cena.

Referencia: Tomado de www.primeraescuela.com

Tuesday, January 09, 2007

Jugando una hora con mi hijo

Es importante que los padres y los hijos pasen tiempo juntos. De esta manera se crean lazos más fuertes mientras se divierten. A tales efectos - con el objetivo de desarrollar las destrezas necesarias para la transición a la educación formal - al menos se debería tomar una hora del día para trabajar juntos. A continuación las cuatro áreas esenciales que podría trabajar con su hijo:

  • Lenguaje: mediante la lectura de cuentos (15 minutos)
  • Cognitivo: mediante la representación de objetos (15 minutos)
  • Movimiento: mediante la utilización del cuerpo (15 minutos)
  • Manipulativos: mediante la utilización de las manos (15 minutos)

Las cuatro áreas se trabajarán para un total de una hora diaria. Pero, para que funcione este enfoque y se obtengan los resultados positivos que creen hábitos en sus hijos se deben tomar las siguientes recomendaciones:

  • Cree en su hogar un área de estudios para su hijo que tenga una diversidad de materiales. Que tenga buena iluminación y ventilación. Utilice siempre el mismo lugar.
  • Realice las ctividades siempre a la misma hora del día. No antes ni después. Realice las actividades los siete días de la semana. Esto ayudará a crear rutinas estables.