Search This Blog

Saturday, December 25, 2010

En qué creen los niños del siglo XXI

Partiremos de la siguiente pregunta: ¿cuál es el estatuto del niño en el siglo XXI?. Si se la hiciéramos a Freud nos respondería que un niño es lo que los padres tienen de más valor en la medida en que ocupa para ellos el lugar de un ideal que va a velarles algo de su propia falta. En el deseo de tener un bebe, éste, el bebe, puede ocupar el lugar del doble de los padres, puede ser el portador de sus fantasmas, de sus proyectos no realizados, de sus ambiciones personales. El niño adviene a su existencia unido a esta trama de expectativas, podríamos decir que existe en tanto síntoma de la verdad de la pareja parental, y dicha trama se constituirá en el lugar dónde el propio niño habrá de establecer su verdad y su deseo.

Sin embargo, esta posición del niño en tanto objeto valioso no le libra de los riesgos del abuso, los riesgos de un mal uso. Como Freud constata al analizar la naturaleza del tabú al objeto privilegiado se le venera tanto como a la
vez se le odia. Si bien el niño ocupa este lugar de ideal, de objeto de lujo como señala el psicoanalista Eric Laurent, puede ser a su vez el objeto de la satisfacción pulsional, el objeto de una exigencia, de un imperativo, es decir, un objeto de goce.

A este aspecto tenemos una referencia importante, el texto de Lacan Psicoanálisis y medicina, quien en 1967 nos señala como el cuerpo humano puede ser tomado como una mercancía; y conocemos la actualidad de esto: el niño se constituye no solo como mercancía que se puede fabricar, sino también como receptáculo físico en el caso de la ablación de órganos. El niño se convierte en un objeto que puede
ser diseñado, programado a gusto del consumidor, el color de su pelo, su sexo, etc.

El niño viene a realizar el lugar de una exigencia más que el de un deseo, apoyándose en técnicas médicas y técnicas de adopción sofisticadas.
Incluso podemos considerar que con el establecimiento del mapa genético es posible
intervenir en el niño de cara a predecir su futuro, lo que va a traer importantes beneficios económicos a determinadas empresas. El niño se
desliza de este modo al lugar de un objeto lucrativo y del saber científico.

Igualmente, tal y como no hace mucho tiempo aparecía en un artículo en la prensa, con
relación a la posibilidad de concebir y de diseñar gracias a la manipulación genética niños que van a ser la fuente de células madre necesarias para la curación de sus hermanos, se preguntaba el autor qué es lo que estos niños,
así concebidos, van a decir un día, cuáles van a ser la ficciones que ellos van a poder articular en torno a su propia existencia.

Tenemos entonces la idea freudiana del deseo de niño en relación con el ideal de los
padres, del niño valorado, idealizado, del niño con un valor precioso, pero en donde queda abierta la posibilidad de un mal uso de dicho objeto de lujo. Tenemos también la perspectiva del niño como objeto de la satisfacción, del niño como lo que viene a obturar y taponar la falta, del niño como una exigencia, correlativa a la
producción del niño como una mercancía; perspectiva que asimismo desliza la posición del niño al riesgo, al maltrato, al abuso. Podemos preguntarnos ahora: esta bascula de qué discurso es efecto.

Voy a plantear dos aspectos que forman parte del momento contemporáneo
y que pueden sernos de utilidad. En la actualidad el progreso del discurso de la ciencia aliado al capitalismo trae como consecuencia el poner al niño como correlato del establecimiento de una infantilización social, de la infancia generalizada, es decir, la producción de los gadgets, de los objetos de goce, gracias al discurso de la ciencia promueve la uniformización, el todos iguales, y por tanto una irresponsabilidad frente a la diferencia.

Como señala el escritor Malraux ya no existen las personas mayores, o como estima el pensador Bruckner la tentación del siglo XXI es La tentación de la inocencia, es decir, el infantilismo y la victimización como rasgos de la subjetividad de nuestra
época, el procurarnos una feliz irresponsabilidad que nos permita zafarnos de las consecuencias de nuestros propios actos. Es este un discurso que en ultima instancia abre las puertas a los procesos de segregación.

El otro rasgo característico del discurso contemporáneo lo constituye su propia fragmentación. Freud en 1932 señala que “en nuestra época no existe una idea a la que pueda conferirse semejante autoridad unificadora”1, lo que a inicios del siglo XXI podemos traducir por la fragmentación de la civilización, el fracaso de
una instancia colectiva, de la función del Ideal, y que trae como consecuencia la multiplicación de las diferentes comunidades.

Es este un hecho que pone de manifiesto algo que nos interesa a la hora de considerar en qué consiste una creencia, en qué consiste una ficción. Hoy más que nunca podemos ver con claridad el modo bajo el cual el sujeto se inscribe en tales comunidades, no solo por medio de una ertenencia significante, es decir, un ideal, una identificación, una creencia, una religión, lo cual se da, sino en la medida en que tales comunidades expresan asimismo un modo y estilo de vida, sirven para compartir una práctica y una forma de vida, expresan un modo de goce, es decir dan cuenta de un hecho de discurso, o como señala el psicoanalista Jacques Lacan, son comunidades que dan cuenta de una raza de discurso. Es esto lo que divide, lo que funda el racismo de nuestra época.

Quisiera mencionar ahora lo que podríamos considerar como dos grandes ficciones acerca del niño. La primera de ellas parte de Hegel. En Principios de la filosofía del Derecho Hegel enuncia que la necesidad de ser educados existe
en los niños como un sentimiento que les es inherente y es el de no estar satisfechos con lo que son. Es la tendencia, el empuje a pertenecer
al mundo de las personas mayores que adivinan superiores, el anhelo de llegar a ser
mayores.

Es tal vez una ficción de finales de siglo XIX y principios del XX, una ficción heredera de la ilustración y que considera al niño como un ser a la espera de ser educado, que hay algo de la transmisión entre las generaciones que es
necesario preservar para convertirse en humano, pero que también considera al niño como una esperanza de futuro para la humanidad. Es también la idea, que por ejemplo, plantea Hannah Arendt cuando en su texto La crisis de la educación señala que para preservar lo nuevo que cada niño trae al mundo es precisoque la escuela sea la depositaria del discurso educativo, es preciso que los adultos se hagan responsables del mundo que transmiten le gusten o no.

Podemos preguntarnos si hoy en día está ficción sigue vigente. Aunque mantiene para nosotros el interés de poner de relieve la importancia de la responsabilidad y de la autoridad, como señala Hannah Arendt es esto lo que caracteriza la relación entre niños y adultos, a diferencia del mundo de la política en donde se trata de un todos iguales.

La otra gran ficción contemporánea es la Declaración de los Derechos del Niño, aprobada por la Asamblea General de las Naciones Unidas en noviembre de 1959; y su epígono de la Convención de los Derechos de la Infancia, aprobada por la Asamblea General de la ONU en 1989 y ratificada por el Estado Español en 1990. Se trata de una ficción que surge del mundo de la político-jurídico y que ha transcendido a todos los campos. Supone sin lugar adudas el marco en el que nos movemos, funciona como la instancia colectiva que articula los diferentes discursos sobre el niño. Es la idea del niño como sujeto del derecho, del supremo interés del menor, por encima incluso de otras consideraciones, como por ejemplo los lazos de filiación. Es una ficción del niño solidaria y correlativa, entre otros aspectos, de las nuevas reorganizaciones del contrato matrimonial y de su pluralidad.

Entonces, en qué creen los niños del siglo XXI, cuáles son sus ficciones, cómo ellos se sitúan en el marco del actual discurso social, en la producción del niño como objeto de goce, cómo ellos se sitúan en el marco de la pluralización
de la ficción matrimonial, y de la ficción del derecho. Podemos decir que para el niño del siglo XXI existe una multiplicación de las mismas,
es un gran consumidor de ficciones: las horas frente a la televisión y las pantallas de los ordenadores dan cuenta de ello.

No sabemos cuales serán las ficciones dominantes, ¿Harry Potter?, ¿El señor de los
niños?, ¿Se cree aún en Meter Pan?, un muchachito que viene de un centro de acogida siempre me exige jugar a Peter Pan y al capitán Garfio, evidentemente a mí me toca el papel de Garfio. Desde el punto de vista del psicoanálisis se trata de poder situar estas ficciones que el niño produce y consume, se trata de poder cernir en
ellas las creencias e identificaciones que sostienen, pero también si le sirven al niño para dar cuenta del goce, de la satisfacción que él experimenta en su cuerpo.

Es esta una tarea que nos aboca a una cierta disciplina, la de operar soportando un no saber, es decir, no sabemos cuál es la ficción conveniente para los niños del siglo XXI, es algo que solamente en el uno por uno de cada niño vamos a poder situar, pero no sin él, no sin su palabra, es decir no sin considerar que él es un sujeto del Derecho, un sujeto con el derecho a la palabra, un sujeto responsable del alcance de la misma.

Por:
Julio González del Campo
Plaza de los Santos Juanes 1, 9 D
48006 Bilbao
Teléfono: 94 415 83 07
e-mail: juliogonca@terra.es

Sunday, November 07, 2010

Sunday, October 31, 2010

El corazón de los niños obesos: Señas de endurecimiento en la aorta



Por BBC Mundo

Las arterias de los adolescentes obesos tienen indicios de problemas cardiovasculares semejantes a los de adultos, afirman científicos en Canadá.

El estudio llevado a cabo con 63 niños, de una edad promedio de 13 años, encontró señales de endurecimiento en la aorta, la mayor arteria del organismo.

Según los científicos del Hospital Columbia Británica en Canadá, éste es el primer indicador de enfermedad cardíaca.

Uno de los cambios clave que ocurren con las enfermedades del corazón es el endurecimiento de las arterias que abastecen sangre al corazón.



Los expertos afirman que la obesidad infantil se ha convertido ya en una "bomba de salud pública" en todo el mundo.

La tasa de obesidad infantil se ha disparado en las últimas dos décadas y continúa aumentando.

Esto ha generado temores entre los especialistas de que cada vez habrá personas más jóvenes que serán víctimas de infartos y derrames cerebrales, así como de otras enfermedades como la diabetes tipo 2.

Cambios silenciosos

En el estudio se tomaron medidas de la elasticidad de la aorta utilizando ultrasonido, el cual ayuda a los médicos a detectar qué tan rápido fluye la sangre por los vasos sanguíneos.

Y cuando los resultados de los adolescentes obesos fueron comparados con los de 55 niños de peso normal, los investigadores encontraron "claras diferencias".

Aún más preocupante, dicen, es que estos resultados no se repitieron con diferencias similares en las mediciones de presión arterial y los niveles de colesterol de los niños obesos y los de peso normal.

Esto sugiere que los problemas cardiovasculares que pueden amenazar o incluso acortar una vida se empiezan a desarrollar "silenciosamente" durante la niñez.

El doctor Kevin Harris, uno de los científicos que presentó la investigación durante el Congreso Cardiovascular Canadiense afirma que "la presión arterial sistólica fue sólo marginalmente más alta en los niños obesos".

"Pero el endurecimiento aórtico está asociado con eventos cardiovasculares como la muerte prematura", señala.

El científico planea ahora llevar a cabo más estudios para ver si estos cambios en la aorta pueden revertirse mejorando la dieta y el ejercicio.

Según la doctora Beth Adamson, de la Fundación Canadiense del Corazón y Derrame Cerebral "debemos repensar los estándares del estilo de vida que hemos aceptado como sociedad para poder proteger la salud futura de nuestros niños".

Los niños obesos, dicen los expertos, serán adultos obesos lo cual significa toda una variedad de problemas de salud.

Las tasas de obesidad infantil han aumentado drásticamente en todo el mundo desde los 1980.

Según la Organización Mundial de la Salud, actualmente 10% de los niños en todo el mundo son obesos o viven con sobrepeso.


_______________________________________
Recuperado el 31 de octubre de 2010, de http://www.elnuevodia.com/elcorazondelosninosobesos-809197.html

Sunday, September 26, 2010

Inteligencias Múltiples, los juegos y los preescolares


Las inteligencias múltiples en los preescolares
Por: Norman Joel de Jesús de Jesús (2010)

Lapalma (2002), define la inteligencia como la capacidad para resolver problemas cotidianos, generar nuevos problemas, crear productos o para ofrecer servicios dentro del propio ámbito cultural. Por su parte, la teoría de las inteligencias múltiples de Gardner, establece que la inteligencia no es algo innato y fijo que domina todas las destrezas y habilidades en la resolución de problemas que posee el ser humano. Gardner ha establecido que la inteligencia está localizada en diferentes partes del cerebro, interconectadas entre sí y que pueden trabajar de manera individual, teniendo la habilidad de desarrollarse ampliamente si encuentran un ambiente adecuado que ofrezca las condiciones necesarias para ello. Identificó primeramente ocho inteligencias, a las cuales clasificó como lingüística-verbal, lógica-matemática, física-kinestésica, musical, espacial, interpersonal, intrapersonal y naturalista.

Los educadores y familiares, según Gardner, deben tener una participación activa en la planificación de actividades que estimulen y alienten a sus niños / estudiantes en el desarrollo de sus capacidades. El desarrollo de estrategias didácticas que toman en cuenta las diferentes posibilidades de adquisición del conocimiento que son necesarias en su vida diaria. Motivándolos para que puedan lograr las metas que se han propuesto alcanzar como individuos (Hernández, 2004).

Estas teorías sustentan la importancia del involucramiento del adulto como uno fundamental en el proceso de enseñanza y aprendizaje. El adulto tiene una participación activa en el desarrollo del conocimiento apoyando la misma en la creación de experiencias que lleven al niño preescolar a formar un pensamiento más lógico y simbólico. Se toma en consideración las necesidades básicas de la edad y el ambiente que rodea al estudiante.

La participación de los padres y educadores en los procesos educativos es un aspecto importante en el desarrollo integral de los niños preescolares. Son estos quienes determinaran la manera que quieren que sus niños sean educados y los responsables de los resultados del proceso educativo. Por tal razón es necesario que se estudie la manera de involucrarlos en las experiencias educativas de sus niños con el propósito de desarrollarlos óptimamente para que se puedan desenvolver en una sociedad competitiva.

El uso de estrategias de enseñanza es uno de los factores que más estudian los profesionales de la educación. Una de estas estrategias es la de las inteligencias múltiples. Gardner (1983) definió la inteligencia como el potencial biopsicológico para procesar información que activa el ambiente cultural y ayuda a la solución de problemas que crean productos de valor cultural. Gardner las categorizó en ocho estilos de inteligencia: lingüística-verbal, lógica-matemática, física-kinestésica, musical, espacial, interpersonal, intrapersonal y naturalista.

Las inteligencias múltiples son definidas por Gardner de la siguiente manera: la inteligencia lingüística es el desarrollo del lenguaje de una manera clara y precisa tanto de forma oral como escrita. La inteligencia lógico-matemática desarrolla la forma de pensar y razonar en forma conceptual y abstracta. La inteligencia musical desarrolla la facultad para entender y crear patrones musicales. La inteligencia interpersonal desarrolla la capacidad para discernir y responder a los estados de ánimo de otras personas. La inteligencia intrapersonal desarrolla la habilidad para discernir las emociones íntimas. La inteligencia espacial desarrolla la habilidad para percibir y transformar el mundo visual y espacial. La inteligencia corporal- kinestésica desarrolla la capacidad de controlar los movimientos del propio cuerpo y manejar objetos con destrezas. Por último, la naturalista. La inteligencia naturalista es esa habilidad de distinguir, clasificar y explotar la naturaleza (Brites & Almoño, 2003).

El propósito de conocer estas categorías de inteligencia es proveer una variedad de actividades en que se incluyan las mismas. De esta manera el niño podrá hacer pertinente el aprendizaje al tener un ambiente que active su participación y su inteligencia natural. De igual manera esto ayuda a que los maestros y padres sean menos restrictivos, se incremente el control y la iniciativa del estudiante, las experiencias de aprendizaje se hagan más auténticas y el aprendizaje más relevantes ya que muchos maestros y padres se limitan a una sola estrategia de enseñanza que, por lo general, solo cubre una de las distintas inteligencias. Afectando así el aprendizaje de las destrezas necesarias para la materia estudiada.

Maldonado (et al, 2005) expresa que se debe dar énfasis en el desarrollo de los talentos donde el estudiante sea capaz de construir su propio conocimiento. El desarrollo de las habilidades a través de experiencias enriquecedoras es el fundamento de una educación con un enfoque constructivista. Esto ayuda a que el desarrollo cognoscitivo sea cada vez más óptimo. También recomienda que la educación deba ser integral y centrada en el estudiante. Las prácticas curriculares deben estar dirigidas a la creación de actividades espontáneas que desarrollen los talentos y habilidades personales. Ésta es la manera más eficaz de que el cerebro entienda y haga pertinente lo que se aprende. Una buena preparación en referencia a las distintas inteligencias y el uso adecuado de las técnicas de enseñanza harán de la misma una útil. La meta que debe seguir el educador es crear consciencia de esto y aplicarlo, en la mejor medida posible, en los ambientes de aprendizaje. Todo por el bienestar de los niños, sin importar el nivel de desarrollo cognoscitivo en el que se encuentre.

Logros obtenibles mediante el uso de estrategias educativas con las Inteligencias Múltiples (Lapalma, 2002):

• Minimización de los problemas de conducta
• Incremento de la autoestima en los niños
• Desarrollo de las habilidades de cooperación y liderazgo
• Enorme aumento del interés y de la dedicación al aprendizaje
• Incremento de hasta un cuarenta por ciento en el conocimiento
• Presencia permanente del humor.

Las Inteligencias Múltiples pueden ser evaluadas de maneras diversas. Esta es una prerrogativa de los padres / educadores para logar alcanzar las metas propuestas. En el campo de la evaluación, se van convirtiendo usuales los términos (Marcha, 2004):

• autoevaluación (cada vez que evaluamos nuestros actos)
• coevaluación (entre los miembros del grupo)
• heteroevaluación ( por parte del docente, en la mayor parte de los casos)
• assessment (como una acumulación de datos previos, para llegar a una evaluación que tenga validez)
• monitoreo (seguimiento de un proceso, en un centro de estudios)

El juego como parte del proceso de educación física en el niño preescolar

Una de las tareas más sencillas para que los padres se involucren en la educación es establecer rutinas en las que se utilice el juego lúdico como herramienta de enseñanza. Algunos expertos, como Spencer (1873), definen el juego como acciones superfluas que se realizan instintivamente en ausencia de acciones reales. Es una actividad de gratificación inmediata derivada de las acciones sin contar los beneficios posteriores.

Es importante que las actividades sean planificadas siguiendo las teorías del juego. Para hacer así, de la actividad del juego, una dirigida a obtener beneficios y placer, desarrollando las potencialidades de los niños y obteniendo todos los beneficios de las actividades lúdicas en el salón de clases y en el hogar.

Según Groos (1896), en su teoría práctica de la anticipación funcional, el juego es un fenómeno para desarrollar el pensamiento y la habilidad. Es la base para el desarrollo de las funciones y capacidades preparatorias necesarias para la maduración. Visto el juego desde la perspectiva de Groos es importante planificar actividades que desarrollen un mundo real a escala que ayude al niño a desarrollar las experiencias de la vida cotidiana y los ayude a prepararse para el futuro. Como ejemplo se pueden crear espacios en el que los niños jueguen a ser adultos y recreen la vida misma del hogar o del trabajo. Permitiendo así, el juego dramático y los roles en sociedad.
Freud (1933), ve al juego como la elaboración y superación de experiencias traumáticas. Es una forma de descargar tensiones y expresar sentimientos que produzcan sensaciones caracterizadas por un intenso tono afectivo y de placer creando dominio sobre las experiencias traumáticas y los deseos insatisfechos. Establece que el juego lúdico es un fabuloso medio de socialización, elaboración de conflictos, elaboración de lo desagradable, desarrollo de la moral y de transición hacia etapas posteriores a la niñez.

Para Piaget (1964), los niños se desarrollan cognoscitivamente mediante el juego. Por lo que el juego da la oportunidad de planificar y consolidar destrezas previamente aprendidas y estimula el desarrollo global de la inteligencia infantil. Afirma que “los juegos tienden a construir una amplia red de dispositivos que permiten al niño la asimilación de toda la realidad, incorporándola para revivirla, dominarla o compensarla”. Dentro de su teoría de desarrollo infantil los juegos lúdicos reflejan las estructuras intelectuales propias de cada etapa que esta caracterizada por un tipo de juego en particular.

La teoría de recreación de Lazarus (1966) dice que el juego tiene un efecto recuperatorio que sirve para descansar de las tareas serías. Es por ello que en la planificación diaria es importante que exista un tiempo determinado para actividades lúdicas que permitan al niño desviar su mente de las actividades serias y los ayuden a descansar, para luego volver a las mismas con mayor energía y mente más alerta. Esta teoría contrasta con las teorías que dicen que el juego es un exceso de energía que no tiene aplicación y que es nociva al niño, pues lo aparta de su deber. Pero, una buena planificación de las actividades hacen de estas teorías unas dudosas, ya que lo dicho por Lazarus aparenta tener mayor aceptación.

Wallon (1974), dice que el juego es de múltiple significación y fomenta la habilidad para entender los roles. La actividad lúdica cumple tres funciones básicas en el desarrollo de los individuos: la función sensoriomotriz en actividades que implican precisión y habilidad; la función de articulación en la que se implica fundamentalmente la memoria, y la función de sociabilidad en la formación de grupos y distribución de funciones. Esta visión es muy parecida a la de Groos, por lo tanto, es importante planificar actividades dirigidas a la recreación de la sociedad y los roles que se desempeñan en las mismas.

Dentro de esta misma línea de pensamiento se encuentran Vygotsky (1989) y Bruner (1989). Para Vigotsky, el juego es un mediador que permite no sólo los estímulos sino el espacio de encuentro con sus aprendizajes anteriores y con su posibilidad humana comunicativa para definir el estímulo y determinar autónomamente su propio concepto. Para Bruner, es a través del juego que se aprenden las habilidades sociales necesarias para la comunicación aun antes de que exista lenguaje. Ambos teóricos explican que el niño crea flexibilidad de pensamiento y comportamientos al cambiar el significado de los objetos y desarrollar lo abstracto dándole una función distinta a la que realmente tiene el objeto. Lo anterior provee que en la planificación se deben incluir materiales diversos que ayuden a desarrollar estas capacidades del pensamiento y no coartar este proceso regañando al niño.

Hall (1994), sencillamente ve al juego como un reflejo del curso de la evolución desde la prehistoria hasta el presente. Intenta aplicar al juego la ley fundamental de la biogénesis, según esta ley “en los juegos de los niños vuelven a revivir las formas primitivas del ser humano”; de esta forma, el hombre tiene la posibilidad de “poner en movimiento las aspiraciones originarias adquiridas por herencia pero no adaptadas ya a la cultura del presente y con esto de hacerlas reaccionar de una forma inocua e inofensiva”. De esta forma el juego es valorado solamente por la importancia que juega en la vida activa, pero no según su propio sentido, por el sentido que lleva en sí mismo.

El juego, según las teorías, tiene sus ventajas y desventajas. Las ventajas se pueden explotar para alcanzar buenos resultados con el niño. Las desventajas se pueden superar para hacer de la actividad una ventajosa. Pero, todo dependerá de la buena planificación del maestro en colaboración con los padres.

El juego lúdico ayuda en el desarrollo integral del niño de una manera activa. Por lo tanto, al momento de planificar una actividad lúdica es importante determinar cuales áreas del desarrollo se estarán impactando y sus consecuencias. El juego es la herramienta de trabajo más sencilla y efectiva que puede tener los padres al momento de desarrollar las destrezas, ya que lo estaría haciendo de una forma divertida para el niño.

Existe una variedad de beneficios para el desarrollo de destrezas que se consiguen mediante el juego. Aunque el niño de por sí juega por el sentido de disfrute, existen razones específicas para el juego. Entre ellas, están que los niños aprenden a adaptarse al mundo y a su entorno, ayudándolos a madurar. Los niños aprenden a parear experiencias nuevas con otras totalmente desconocidas. Ayuda a los niños a sentirse competentes y a tener control de su ambiente. Además, los niños aprenden el fenómeno de la causa y efecto lo que ayuda a mantener la motivación intrínseca que los prepara para la vida adulta.

Las razones para el involucramiento de los padres / educadores en la práctica del juego por parte de los niños son variadas. Los mismos deben observar, disfrutar del juego participando del mismo y luego volver a observar para ver el comportamiento de los niños. Deben tener una actitud de empatía con el niño y aceptación incondicional y crear un clima permisivo dentro de la confianza y el respeto. Los padres / educadores no deben ser directivo durante el juego y deben ofrecer un marco limitado de juego donde los niños puedan reflejar sus sentimientos.

La necesidad de esta participación se basa en tener un sentido de aprobación, acercamiento y poder eliminar las distracciones del objetivo del juego. Cuando los padres y educadores se involucran en el juego pueden crear mayor elaboración y fomentar el desarrollo cognoscitivo y social. Los requisitos para esta intervención son el hacerlo de manera organizada y la observación. De esta manera se ayudará a introducir en el juego a nuevos niños o materiales, ayudar a la participación y desviar la repetición para que los niños no se cansen.

Los padres / educadores pueden tomar un rol participativo del juego como jugador paralelo, co-jugador, tutor de juego o portavoz de la realidad. Esta participación puede ser libre, dirigido o presenciado. Son los padres quienes determinarán de qué manera se involucrará en el juego de los niños.

En resumen, el juego es una actividad que debe ser planificada de forma integral para cubrir cada uno de sus aspectos de manera correcta. Una buena planificación redundará en beneficios para el niño, los padres y la utilización del tiempo y el espacio. Un diseño de juego ideal es aquel donde se toman en cuenta las potencialidades del mismo (Lázaro, 1995; Campo, 2000; De Jesús, 2005).

El involucramiento de los padres y educadores, en esta tarea o en cualquier otra, es de vital importancia en del desarrollo de las destrezas básicas necesarias para la transición a la escuela. La educación primaria es la etapa educativa en la cual los niños demostraran su capacidad de desenvolvimiento ante los retos que enfrentaran en la sociedad en la participan como individuos. Lo que demuestra que se hace imprescindible que los padres / educadores tengan una mayor participación en el desarrollo de las inteligencias múltiples y en los procesos educativos de sus hijos para hacerlos competentes en sociedad.

¿Cómo medir la capacidad de las Inteligencias Múltiples en los niños escolares durante el proceso de juego o educación física?

 lingüística-verbal: observe cómo el niño relaciona el lenguaje con sus ejecutorias. Pregúntese sí sigue instrucciones sencillas, si conoce los términos introducidos.

 lógica-matemática: observe sí el niño puede contar sus pasos en los ejercicios que se le ofrecen. Cómo coordina la cantidad con la productividad.

 física-kinestésica: Observe el movimiento motor grueso y motor fino. Cómo se mueve con relación a su propio cuerpo.

 musical: Observe sí sigue el ritmo de la música o conteo de pasos.

 Espacial: Observe como usa el espacio. Verifique si conoce lo que es izquierda, derecha, arriba, abajo, entre otros conceptos de ejercicios.

 Interpersonal: Observe cómo el niño acepta a sus compañeros. Verifique sí está cómodo con sus ejecutorias durante el proceso respecto a los comentarios de los demás. Observe el trabajo en equipo.

 Intrapersonal: Observe cómo el niño acepta su cuerpo. Verifique sí está cómodo con sus ejecutorias durante el proceso.

 naturalista: Observe cómo el niño relaciona su ambiente con sus ejecutorias (ejemplo: es cónsono con la realidad del lugar en el que vive, usa pelotas para jugar en la cancha, usa brazadas para nadar, entre otras).

Conclusión

Las inteligencias múltiples son un aspecto importante en la vida del ser humano. Es por ello que se hace imprescindible su desarrollo desde la edad preescolar. El hacer uso de medios adecuado garantiza una buena vida productiva en el futuro.



Referencias / Literatura relacionada
________. (2006). Friedrich Froebel: time line. Recuperado el día 7 noviembre
2006 de la página electrónica http://www.froebelwebblog.org
________. (1992). Las hermosas enseñanzas de la Biblia. [Traducción de
Peverini, H.]. Asociación Publicadora Americana: Coral Gables, USA.
Amerson, R. (2006, julio / agosto). Energizing the nursing lecture: Application of
the Theory of Multiple Intelligence Learning. Nursing Education Perspective, 27(4), 194-196.
Armstrong. (1998). Fundamentos filosóficos de la educación. Pontificia
Universidad Católica de Puerto Rico: Ponce, Puerto Rico.
Baiamonte, B. (1995). Spanish speaking parents perceptions on their role in
school activities: an experimental study. DAI-A 56/08. Dissertations Abstracts International AAC 9539900.
Banks, R. (2001). The early childhood education curriculum debate: direct
instruction vs. child-initiated learning. Clearinghouse on Elementary and Early Childhood Education: Champaign, IL.
Bricker, D. & Squires, J. (1999). Edades y etapas: un cuestionario completado
por los padres para evaluar a los niños. Paul H. Brookes Publishing: Washington DC.
Brites, G. & Almoño, L. (2003). Inteligencias múltiples. Editorial Bomun:
Argentina.
Brotto, M. (1970). Breve historia de la educación. Editorial Victor Lerú: Buenos
Aires, Argentina.
Brunson, C. (s. f.). Fundamentos para asociados en desarrollo infantile quienes
trabajan con niños pequeños. Concilio para el Reconocimiento Profesional de la Educación Infantil [Programa CDA]: Washington, DC.
Campo, G. (2000). El juego en la educación física básica. Editorial Kinesis:
Armenia, Colombia.
Chavez, M. [et al.]. (2001). Manual de estilo de publicaciones de la American
Psychological Association. [ Segunda edición en español]. Manual Moderno: México.
Countryman, G. (1994). A quality study of parent involvement in at-risk
preschool program. DAI-A 55/08. Dissertations Abstracts AAC 9433615.
Cuellar, H. (1992). Froebel: la educación del hombre. [Según Ponce, E.].
Trillas: México.
De Jesús, N. (1985). Impacto del aprovechamiento en el manejo de niños con
los padres que han obtenido el currículo de “arte de ser padres” que provee el Programa Head Start en el residencial Covadonga que sirve el Proyecto Arzobispado de San Juan. [Tesis inédita de Maestría]. Universidad de Phoenix.
De Jesús, N. (2005). La incorporación del juego en la sala de clases. [Trabajo
no publicado]. Pontificia Universidad Católica de Puerto Rico: Ponce, Puerto Rico.
De Jesús, N. (2005). Manual de orientación para la intervención temprana.
Publicaciones Puertorriqueñas Editores: San Juan, Puerto Rico.
Dell’Ordine, J. (2000). La entrevista docente. Fundación Ecomundo: Buenos
Aires, Argentina.
Dobson, J. (1996). Criemos niños seguros de sí mismos. Editorial Betania:
Nashville, USA.
Dombro, Colker & Trister. (2000). El currículo creativo. Teaching Strategies:
Washington, D.C.
Fallen & Umansky. (1985). Young children with special needs. Merrill
Publishing, Co.: Ohio, USA.
Famose, J. (s. f.). Aprendizaje motor y dificultades de la tarea. [Traducción de
Torras, M.]. Editorial Paidotribo, S.A.: España.
Fernández, I. (2000). Influencia de los estilos de paternidad en el desarrollo
cognoscitivo y socio-emocional de los preescolares. Universidad Autónoma de Yucatán: México.
Ferrandiz, Prieto, Bermejo & Ferrando. (2006, enero / abril). Fundamentos
psicopedagógicos de las inteligencias múltiples. Revista española de pedagogía. 114(233). 5-19.
Feuerstein, R. (1979). The dynamic assessment of retarded performers: the
learning potential assessment device, theory, instruments and techniques. University Park Press: Baltimore, USA.
Giordan, A. & DeVecchi, G. (1999). Los orígenes del saber. Editorial Diada
S.L.: Sevilla, España.
González, M. (2001). Historia de la educación. Universidad Abierta de San Luis
Potosí: México.
Hernández, E. (2004, febrero). Las inteligencias múltiples. Revista
Compumedicina. 5(103).
Hernández, Fernández-Collado & Baptista. (2006). Metodología de la
investigación. McGrawHill: México.
Horsch, K. (2006, febrero / marzo). La hora de la computadora. Revista Ser
Padres. P. 58
Jalil Gibrán, G. (2001). El profeta. Biblioteca Edaf: Madrid, España.
Jorge, E. (1999, 4 -10 agosto). Maestro más padres igual a éxito estudiantil. La
opinión del sur [Periódico regional]: Puerto Rico. 112(3). 10
Juan Pablo II. (2000). Catecismo de la Iglésica Católica. Editorial San Pablo:
Roma.
Lapalma, F. (2002). ¿Qué es eso que llamamos inteligencia? La teoría de las
inteligencias múltiples y la educación. Lapalma Consulting: Buenos aires, Argentina
Lázaro, A. (1995). Radiografía del juego en el marco escolar. Revista de
Estudios y Experiencias en Psicomotrocidad. 51(3). 7-22
Lillie & Harbin. (Ed.). Hoja de cotejo o perfil de desarrollo de Carolina del Norte.
Kaplan: North Carolina, USA.
López, N. (2005). La familia: un enfoque interdisciplinario. Publicaciones
Puertorriqueñas Editores: San Juan, Puerto Rico.
Lugo, M. (1996). La participación de los padres en el tiempo de estudio de sus
hijos y su relación con el aprovechamiento académico. [Tesis inédita de Maestría]. Universidad de Phoenix.
Macha, R. (2004). Las inteligencias múltiples. SENCICO/CESCA: Lima, Perú
Maldonado, F. (2005). La participación de los padres en las experiencias
educativas de sus hijos. Publicaciones Puertorriqueñas Editores: San Juan, Puerto Rico.
Maldonado, Montes, Castillo & Vázquez. (2000). Fundamento de la educación
en la niñez temprana. Publicaciones Puertorriqueñas Editores: San Juan, Puerto Rico.
Martínez, G. (1999). El juego y el desarrollo infantil. Ediciones Octaedro, S.L.:
Barcelona, España.
Matos, G. (1981). Las actitudes de los padres y el aprovechamiento académico
de sus hijos. [Tesis inédita de Maestría]. Universidad de Phoenix.
Meeks, L. & Heit, P. (1993). Tu salud: un enfoque integral. Merrill Publishing:
USA.
Mlyniec, V. (2006, febrero / marzo). La caligrafía es esencial. Revista Ser
Padres. P. 60
Nodarse, J. (1977). Elementos de la sociología. Minerva Books, LTD.: New
York, USA.
Papalia, Wendkos & Duskin. (2004). Desarrollo Humano. McGraw-Hill: Mexico.
Pérez, S. (2005). Domesticando tu dinosaurio. Editorial Aguilar/Ediciones
Santillana Inc.: Guaynabo, Puerto Rico.
Piaget, J. (1975). Psicología y epistemología. Editorial Ariel: España.
Pilonieta, G. (2005). La teoría de la modificabilidad estructural cognitiva y su
influencia en el desarrollo de las pedagogías de la esperanza. Equipo CISNE: Colombia.
Pipher, M. (1997). Reviviendo a Ofelia (o cómo salvar a la niña adolescente).
[Capítulo 4]. Editorial Norma, S.A.: USA.

Ramírez, O. (2007, 5 febrero). Ideal cuido de niños en el trabajo. Periódico
Primera Hora: Puerto Rico. 36-38.
Rios, J. (1972). Familia y centro educativo. Paraninfo: Madrid, España.
Schweinhart, L. (1994). Lasting benefits of preschool programs. Clearinghouse
on Elementary and Early Childhood Education: Champaign, IL.
Sprinthall, Sprinthall & Oja. (1996). Psicología de la educación. McGrawHill:
España.
Tierno, B. & Jiménez, M. (2004). La educación y la enseñanza infantil de 3 a 6
años. Editorial Aguilar/Ediciones Santillana Inc.: Madrid, España.
Torres, J. (2006, 15 diciembre). Obsequia un libro. Periódico El Nuevo Día [Por
Dentro]: Puerto Rico. P. 6
Triste, D. & Colker, L. (2000). El currículo creativo para educación preescolar.
Teaching Strategies, Inc.: Washington, DC.
Vasquez, G. (1995). El mundo necesita padres. Alfalit Internacional, Inc.:
Miami, USA.
Wrigth, B. (1994). Parent involvement: impact in student achievement, parent-
child interactions, student behaviors, and attitudes. The efficacy of the mega skills approach. DAI-A 55/06. Dissertations Abstracts International AAC 9426038.

Foto de:http://www.valeriaulman.com/imagenes/ninosjugando.jpg

Leyes para personas con impedimentos en Puerto Rico


Legislación en beneficio a las personas con impedimentos
(1948 a febrero de 2010)


Puerto Rico ha tenido una serie de legislación que permite derechos a las personas con impedimentos y necesidades especiales a partir de 1948 al presente. A continuación una reseña de las leyes estatales que cobijan a los puertorriqueños: LEY NÚMERO 207 DE 14 DE MAYO 1948, crea la Corporación Pública para Industrias de Ciegos, Personas Mentalmente Retardadas y otras Personas Incapacitadas de Puerto Rico. LEY NÚMERO 51 DE 29 DE MAYO 1970, autoriza a cualquier persona con impedimento a que esté acompañada de un animal de asistencia en sitios y medios de transportes públicos. LEY NÚMERO 140 DE 3 DE JUNIO 1976, faculta al Departamento de la Familia para que en coordinación con los diversos departamentos, agencias, instituciones públicas e instrumentalidades del Gobierno de Puerto Rico, habilite en los edificios públicos de la Isla un espacio adecuado en el cual las personas incapacitadas debidamente cualificadas para ello puedan dedicarse a la venta de revistas, cigarrillos, dulces, refrescos, y otros artículos misceláneos. LEY NÚMERO 44 DE 2 DE JULIO 1985, prohíbe el discrimen contra las personas con impedimentos físicos y mentales en las instituciones públicas y privadas que reciben fondos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y facultar al Secretario del Departamento de Asuntos del Consumidor a implementar esta ley e imponer multas administrativas por violación a la misma. LEY NÚMERO 2 DE 27 DE SEPTIEMBRE 1985, crea la Oficina del Procurador del Procurador de las Personas con Impedimentos. LEY NÚMERO 105 DE 20 DE DICIEMBRE 1991, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985 que prohíbe el discrimen contra las personas con impedimentos físicos y mentales en instituciones reciban o no fondos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, a fin de ampliar las oportunidades de empleo de dichas personas. LEY NÚMERO 105 DE 20 DE DICIEMBRE 1991, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985 que prohíbe el discrimen contra las personas con impedimentos físicos y mentales en instituciones reciban o no fondos del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, a fin de ampliar las oportunidades de empleo de dichas personas. LEY NÚMERO 38 DE 31 DE JULIO 1993, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para ordenar al Departamento de Transportación y Obras Públicas a poner rótulos en los estacionamientos de impedidos en donde se indique la penalidad por estacionar en el mismo y para aumentar la pena por estacionar en lugares asignados a impedidos. LEY NÚMERO 33 DE 28 DE JUNIO 1994, enmienda el Código Penal de Puerto Rico para clasificar como delito grave la Agresión Agravada contra personas de sesenta (60) años o más, y personas con impedimentos físicos o mentales. LEY NÚMERO 62 DE 11 DE AGOSTO 1994, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para autorizar al Secretario del Departamento de Transportación y Obras Públicas a expedir permisos de estacionamiento en forma de rótulos removibles a toda persona con impedimentos físicos o mentales. LEY NÚMERO 141 DE 21 DE DICIEMBRE 1994, enmienda la Ley Núm. 51 de 29 de mayo de 1970 para extenderle la protección que ésta ofrece a las personas con impedimentos y sus animales de asistencia. LEY NÚMERO 78 DE 19 DE JULIO 1995, deroga la Ley Núm. 169 de 10 de mayo de 1940 que establece un sistema de identificación personal de los ciegos mediante el cual se expide un carnet dactilar a las personas ciegas. LEY NÚMERO 129 DE 9 DE AGOSTO 1995, proclama el 15 de octubre de cada año como el "Día del Bastón Blanco" y orientar a la ciudadanía para que reconozca el derecho de toda persona ciega o no vidente en la participación plena y total de la vida social y económica de Puerto Rico. LEY NÚMERO 138 DE 9 DE AGOSTO 1995, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para establecer los criterios para conceder los permisos de estacionamiento a personas con impedimentos y determinar dónde será depositado el dinero recaudado. LEY NÚMERO 51 DE 6 DE JUNIO 1996, crea la Administración de Servicios Educativos Integrales para Personas con Impedimento, adscrita al Departamento de Educación, para asegurar la prestación de servicios educativos integrales a las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 81 DE 27 DE JULIO 1996, crea la Ley de Igualdad de Oportunidades de Empleo para Personas con Impedimentos. LEY NÚMERO 136 DE 13 DE AGOSTO 1996, dispone que todas las agencias gubernamentales provean un intérprete que asista a las personas con impedimentos auditivos que le impiden comunicarse oralmente, que acudan a las mismas. LEY NÚMERO 159 DE 23 DE AGOSTO 1996, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para prohibir el estacionamiento de vehículos en lugares donde obstaculicen las rampas de impedidos para acceso a las aceras y otras facilidades peatonales, de manera que se dificulte o se impida su uso por personas envejecientes, con limitaciones de movilidad o en sillas de rueda. LEY NÚMERO 164 DE 23 DE AGOSTO 1996, enmienda la Ley de la Autoridad de Energía Eléctrica para disponer la prestación del servicio de energía eléctrica por un cargo menor a personas con impedimentos para conservar su vida necesiten valerse de equipos electrónicos. LEY NÚMERO 107 DE 3 DE JULIO 1998, concede el derecho a las personas con impedimentos debidamente identificadas el derecho a un descuento de 50% del precio de admisión a todo espectáculo, actividad artística, recreativa o deportiva que se celebre en las facilidades de las agencias, departamentos, dependencias, corporaciones públicas o dependencias del ELA de PR. LEY NÚMERO 152 DE 19 DE JULIO 1998, enmienda la Ley de la Autoridad de Energía Eléctrica de Puerto Rico para establecer que el Departamento de la Familia deberá certificar la necesidad económica y el Departamento de Salud deberá certificar que la persona necesita utilizar equipos electrónicos especializados para mantener la vida, como requisitos previos para gozar del subsidio sobre el consumo de energía eléctrica que concede dicha ley. LEY NÚMERO 269 DE 15 DE SEPTIEMBRE 1998, enmienda la Ley Núm. 91 de 27 de julio de 1996 para aclarar que el derecho de la persona con impedimentos a que se sumen 5 puntos o el 5% en cualquier prueba o examen requerido, a fin de cualificar para un empleo, como parte de sus requisitos de empleo, que el solicitante apruebe algún examen o prueba. LEY NÚMERO 140 DE 3 DE JULIO 1999, enmienda la Ley Núm. 107 de 3 de julio de 1998 para disponer la expedición, libre de costo y a solicitud de parte interesada, de la tarjeta de identificación establecida mediante dicha Ley para que certifique a su portador como persona con impedimentos para todos los fines de ley, así como gestiones de todo tipo ante entidades públicas y privadas, además de los demás fines de dicha Ley. LEY NÚMERO 280 DE 21 DE AGOSTO 1999, enmienda la Ley del Bastón Blanco para conformar la misma a las disposiciones de la Ley Núm. 51 de 29 de mayo de 1970, según enmendada, que estableció el derecho de cualquier persona con impedimentos a estar acompañada de un animal de asistencia debidamente entrenado y autorizado por la autoridad competente. LEY NÚMERO 285 DE 21 DE AGOSTO 1999, enmienda el Código de Enjuiciamiento Criminal de 1935 para disponer que en todo procedimiento judicial o previo a éste, donde una persona con impedimento auditivo sea sospechosa, imputada o acusada de delito o falta, así como en los procedimientos posteriores a la convicción de ésta, se garantizará libertad de movimiento en las manos, para su comunicación. LEY NÚMERO 298 DE 30 DE AGOSTO 1999, enmienda la Ley de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos para ampliar su jurisdicción y disponer sobre la delegación de funciones y la determinación de vacantes; autorizar la aceptación de donaciones y el cobro por la reproducción de materiales educativos; adoptar reglas; facultar a la Oficina para ordenar la comparecencia de testigos sin representación del Departamento de Justicia; entender sobre los procedimientos de peticiones, adjudicación de querellas, recursos de reconsideración, y la aplicación de la Ley Núm. 170 de 12 de agosto de 1988; e imponer penalidades y cobro de multas. LEY NÚMERO 144 DE 8 DE AGOSTO 2000, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada, para incluir expresamente la obesidad mórbida como un impedimento. LEY NÚMERO 156 DE 11 DE AGOSTO 2000, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para establecer la prohibición de estacionar un vehículo de manera que se obstruya una facilidad peatonal para personas con impedimentos físicos. LEY NÚMERO 213 DE 29 DE AGOSTO 2000, requiere a los desarrolladores de proyectos de vivienda de interés social subsidiados por el Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, que reserven en dichos proyectos un cinco (5) por ciento del total de unidades de vivienda para destinarlas a la población de personas con impedimentos o de edad avanzada. LEY NÚMERO 264 DE 31 DE AGOSTO 2000, establece el Programa de Asistencia Tecnológica de Puerto Rico. LEY NÚMERO 402 DE 9 DE SEPTIEMBRE 2000, establece la Ley de Garantías Sobre Equipos de Asistencia Tecnológica de Puerto Rico para establecer derechos y responsabilidades del consumidor, el manufacturero, suplidor, distribuidor, vendedor autorizado o arrendatario autorizado, en la compra, venta y distribución de equipos de asistencia tecnológica para las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 428 DE 19 DE DICIEMBRE 2000, enmienda la Ley de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos para añadir a las funciones y responsabilidades de dicha oficina el asistir a las agencias públicas, municipios y entidades privadas que reciban fondos públicos a diseñar, preparar, desarrollar e implantar programas de orientación, asesoramiento, reclutamiento, capacitación y ayuda a personas con impedimentos. LEY NÚMERO 51 DE 4 DE JULIO 2001, establece la obligación de las agencias y corporaciones públicas del Estado Libre Asociado de Puerto Rico de crear un sistema de “fila de servicio expreso” para beneficiar a personas con impedimentos y a personas con edad de sesenta (60) años o más que comparezcan a sus instalaciones para procurar sus servicios. LEY NÚMERO 102 DE 11 DE AGOSTO 2001, dispone que la Junta de Planificación y la Administración de Reglamentos y Permisos, así como a cualquier organismo gubernamental que participe en la regulación de la construcción en Puerto Rico, exima a las personas con impedimentos, sus familiares o tutores legales y a las instituciones sin fines de lucro, del pago de derechos de construcción, remodelación, alteración o mejora cuando la obra sea con el fin de facilitar el acceso y movimiento de la persona con impedimento. LEY NÚMERO 105 DE 16 DE AGOSTO 2001, enmienda la Ley de Viajes Estudiantiles para ampliar el alcance de los viajes educativos y hacerlo extensivo a lugares dentro de Puerto Rico, incluir estudiantes regulares con impedimentos y eximir a éstos del requisito de promedio académico exigido para participar de los beneficios de dicha Ley. LEY NÚMERO 163 DE 14 DE DICIEMBRE 2001, enmienda la Ley de la Compañía de Fomento Industrial de Puerto Rico para disponer que la Compañía de Fomento Industrial arriende a bajo costo espacios de sus edificaciones industriales a organizaciones sin fines de lucro para establecer fábricas cuyos empleados deberán ser en su mayoría personas con impedimentos. LEY NÚMERO 9 DE 5 DE ENERO 2002, establece que la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos es una entidad jurídica independiente y separada de cualquier otra agencia o entidad pública, así como dispone los requisitos para ocupar el cargo de Procurador. LEY NÚMERO 72 DE 1 DE JUNIO 2002, crea el Programa Especial de Capacitación y Adiestramiento en Cuidado Básico a Personas con Impedimentos para Beneficiarios de Asistencia Social, adscrito a la Administración de Desarrollo Socioeconómico del Departamento de la Familia, como una alternativa de adiestramiento y futuro empleo para los participantes de programas de ayuda económica del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. LEY NÚMERO 80 DE 9 DE JUNIO 2002, dispone que se utilice el lenguaje de señas en todos los noticiarios locales televisados y el sistema de “Closed Caption” en los boletines del Sistema de Alerta de Emergencia que sean transmitidos en estaciones de televisión locales, sean públicas o privadas, cuando sea activado y facultar al Procurador de las Personas con Impedimentos a establecer acuerdos colaborativos. LEY NÚMERO 87 DE 21 DE JUNIO 2002, designa un día como el “Día Internacional de las Personas con Impedimentos”. LEY NÚMERO 124 DE 8 DE AGOSTO 2002, enmienda el Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994 para aclarar que las instituciones benéficas sin fines de lucro que provean transportación gratuita a las personas de edad avanzada y a personas con impedimentos, también tienen derecho a la exención del pago de arbitrios de los autobuses dedicados a transportar a estas personas. LEY NÚMERO 216 DE 29 DE AGOSTO 2002, enmienda la Ley Núm. 228 de 12 de mayo de 1942, según enmendada, para incluir como artículos de primera necesidad los equipos asistivos, ortopédicos ortésicos y prostéticos. LEY NÚMERO 227 DE 11 DE SEPTIEMBRE 2002, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para que la solicitud, tramitación y expedición de rótulos removibles de personas físicamente impedidas se consolide en una gestión única ante el Departamento de Transportación y Obras Públicas, ampliar el listado de enfermedades que no requieren recertificación y ampliar el término de vigencia del rótulo removible para impedimentos de carácter permanente a seis (6) años, renovable por períodos sucesivos de seis (6) años; añadir el autismo y la xeroderma pigmentoso entre las condiciones reconocidas y que justifican la concesión del rótulo removible; establecer el rótulo removible de carácter temporero para personas con impedimentos temporeros, los procedimientos, duración y requisitos para la obtención del mismo; establecer como delito menos grave la certificación fraudulenta de una condición para ser elegible para la expedición de un rótulo removible por un médico especialista, así como toda persona con impedimento de los no cobijados en los Artículos 2.21, 2.21a y 2.22 de la presente Ley, o persona responsable de ésta que hiciere declaraciones o alegaciones falsas con el propósito de obtener para sí o para otra persona el privilegio de usar dicho rótulo removible. LEY NÚMERO 240 DE 29 DE SEPTIEMBRE 2002, establece como política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico, que la enseñanza de Braille será fundamental en la instrucción de niños ciegos o parcialmente ciegos, y proveer las bases legales para establecer niveles de competencia y aprovechamiento en término de sus necesidades futuras; establecer los requisitos mínimos para certificación de los maestros que enseñen Braille; y asegurar la provisión de materiales en Braille para los niños ciegos o parcialmente ciegos, mediante la obtención de los formatos electrónicos de las casas editoras. LEY NÚMERO 275 DE 12 DE DICIEMBRE 2002, ordena a toda entidad pública o privada que reciba fondos municipales, estatales, federales o cualquier asistencia pública, relacionada con la operación u ofrecimiento de servicios de Amas de Llaves en Puerto Rico, que enmienden sus reglamentos, a fin de precisar que toda persona autista será considerada como persona con impedimentos, para propósitos de cualificar a los servicios de cuido, con sujeción a la edad de la clientela que es atendida en los programas de servicios de amas de llaves. LEY NÚMERO 303 DE 25 DE DICIEMBRE 2002, aclara las facultades y poderes del Procurador de las Personas con Impedimentos. LEY NÚMERO 100 DE 27 DE MARZO 2003, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para incluir el término “Personas con Impedimentos”. LEY NÚMERO 229 DE 2 DE SEPTIEMBRE 2003, establecer la “Ley para Garantizar el Acceso de Información a las Personas con Impedimentos”, mediante la disponibilidad de información a través de las páginas electrónicas del gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico y enmienda la Ley de Estado Digital de Puerto Rico para que las transacciones gubernamentales a ser tramitadas de forma electrónica incluidas en dicha Ley permita el acceso a la información electrónica por medio de equipos de asistencia tecnológica que posean las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 20 DE 8 DE ENERO 2004, ordenar al Departamento de Educación de Puerto Rico provea a las escuelas públicas de Puerto Rico con teléfonos para uso de las personas con problemas auditivos (conocidos como “TTY”). LEY NÚMERO 46 DE 10 DE ENERO 2004, requiere fijar un cartelón, letrero, rótulo, anuncio o aviso visible, y legible indicando el sistema de “fila de servicio expreso” para las personas con impedimentos y para las personas de sesenta (60) años o más de edad que visitan las instalaciones de los organismos a que se refiere la Ley, con excepción del Registro de la Propiedad e incluye a los municipios y a las entidades privadas que reciban fondos públicos entre los organismos con responsabilidad de establecer el sistema de “fila expreso” en las facilidades que ofrecen servicios al público; y establece la obligatoriedad de adoptar el reglamento modelo preparado por la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos o de la Oficina para los Asuntos de la Vejez. LEY NÚMERO 47 DE 10 DE ENERO 2004, enmienda la Ley Núm. 354 de 2 de septiembre de 2000 para incluir a las personas de edad avanzada con derecho a la cesión de turnos de prioridad para las personas con impedimentos y requiere que se fije en los organismos a que se refiere la Ley con excepción del Registro de la Propiedad, un cartelón, letrero, rótulo, anuncio o aviso visible, y legible indicando el sistema de cesión de turnos de prioridad para beneficiar a personas con impedimentos y a personas con edad de sesenta (60) años o más que comparezcan a sus instalaciones para procurar sus servicios, además, incorporar a la Oficina para los Asuntos de la Vejez entre los organismos con responsabilidad para velar por el cumplimiento de esta Ley, y establecer la obligatoriedad de adoptar el reglamento modelo preparado por la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos. LEY NÚMERO 151 DE 22 DE JUNIO 2004, establece la política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico para la incorporación de las tecnologías de información al funcionamiento gubernamental. LEY NÚMERO 183 DE 1 DE AGOSTO 2004, enmienda la Ley Núm. 76 de 24 de junio de 1975, según enmendada, para establecer que toda nueva construcción que se realice a partir del 1 de enero de 2006, que se destine como establecimiento para personas de edad avanzada, y/o con impedimentos cumpla con la reglamentación vigente aplicable adoptada por el “United States Access Board”. LEY NÚMERO 191 DE 4 DE AGOSTO 2004, enmienda el Código de Rentas Internas de Puerto Rico de 1994 para aumentar la cantidad máxima permitida como deducción al ingreso bruto por concepto de la adquisición de equipo o costo de tratamiento especial en exceso de la cubierta de los planes médicos de cada dependiente que sufra de impedimentos físicos o mentales y/o enfermedades crónicas. LEY NÚMERO 238 DE 31 DE AGOSTO 2004, establece la Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos para ratificar la política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico a favor del ejercicio más amplio de los derechos de las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 261 DE 8 DE SEPTIEMBRE 2004, establece la Ley del Voluntariado de Puerto Rico para definir la política pública sobre el particular, disponer el ámbito de aplicación de la ley y definir derechos, beneficios y obligaciones de los voluntarios y de las organizaciones que utilicen voluntarios. LEY NÚMERO 309 DE 15 DE SEPTIEMBRE 2004, crea el “Premio Anual de la Asamblea Legislativa al Servidor/a Público Destacado/a en el Campo de la Protección y el Bienestar de las Personas con Impedimentos en el Estado Libre Asociado de Puerto Rico” a conferirse a los empleados /as y funcionarios/as del Estado Libre Asociado de Puerto Rico que se distingan por su aportación o servicio extraordinario para la protección y bienestar de las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 351 DE 16 DE SEPTIEMBRE 2004, crea y hace mandatario el Sistema de Vigilancia de Defectos Congénitos en Puerto Rico, adscrito al Departamento de Salud. LEY NÚMERO 355 DE 16 DE SEPTIEMBRE 2004, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada, para adicionar normas que protejan, defiendan y salvaguarden los derechos de las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 68 DE 25 DE AGOSTO 2005, enmienda la Ley Núm. 140 de 3 de junio de 1976, según enmendada, para disponer que será obligatorio para toda entidad gubernamental y corporación pública habilitar un espacio adecuado en el cual las personas con impedimentos, debidamente cualificadas para ello, puedan dedicarse a la venta de artículos misceláneos, como revistas y dulces, y para que expongan cualquier producción artística, artesanías o productos confeccionados por ellos o adquiridos para la venta. LEY NÚMERO 120 DE 26 DE SEPTIEMBRE 2005, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para incluir el padecimiento del “Síndrome de Down” retraso mental en su modalidad severa, entre las condiciones que permitan solicitar un rótulo removible que autorice a estacionar en áreas designadas para personas con impedimentos. LEY NÚMERO 151 DE 13 DE NOVIEMBRE 2005, enmienda la Ley Núm. 8 de 8 de febrero de 2004 para ordenar al Departamento de Recreación y Deportes la apertura en cada región de un parque sin barreras para disfrute de las personas con impedimentos físicos y disponer que se deberá comenzar con un plan piloto en el Municipio de Río Grande. LEY NÚMERO 23 DE 23 DE ENERO 2006, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito de Puerto Rico para incluir Trastornos Generalizados del Desarrollo, tales como: Trastorno Autismo, Trastorno de Rett, Trastorno Desintegrativo de la Niñez, Trastorno de Asperger y Trastorno Generalizado del Desarrollo No Especificado conocido por sus siglas en inglés (PDDNOS) dentro de las condiciones que no necesitan una nueva certificación médica al momento de renovar el rótulo removible de personas con impedimentos. LEY NÚMERO 46 DE 30 DE ENERO 2006, enmienda la Ley de Servicios Educativos Integrales para Personas con Impedimentos para modificar la composición del Comité Consultivo y establecer un Sub-Comité Permanente de Padres para la Investigación, Apoyo Científico y Estructural a Niños con Impedimentos, el cuál estará integrado por padres y miembros de la comunidad científica especializada en impedimentos por razón de condición física, mental y neurológica. LEY NÚMERO 72 DE 29 DE MARZO 2006, enmienda la Ley de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos para que la Oficina pueda requerir a cada una de las agencias, departamentos o instrumentalidades la designación de uno o mas funcionarios para realizar la inspección de sus respectivas facilidades y levantar un Banco de Enlaces a ser adiestrados sobre las leyes Estatales y Federales. LEY NÚMERO 204 DE 27 DE SEPTIEMBRE 2006, enmienda la Ley de Vehículos y Tránsito para incluir las condiciones autoinmunes de fibromialgia, lupus eritematoso sistémico, artritis reumatoide y síndrome de fatiga crónica entre las que se autorizan a estacionar en áreas designadas para personas con impedimentos. LEY NÚMERO 219 DE 29 DE SEPTIEMBRE 2006, declara como política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico que las agencias, dependencias y corporaciones públicas incluyan en su fuerza laboral al menos a un cinco (5) por ciento de personas con impedimentos cualificadas. LEY NÚMERO 247 DE 14 DE NOVIEMBRE 2006, enmienda la Ley de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimento para establecer como política pública del Estado Libre Asociado de Puerto Rico la integración de las personas con impedimentos en los programas de conservación, educación y preservación del medio ambiente. LEY NÚMERO 255 DE 30 DE NOVIEMBRE 2006, enmienda la Ley de Servicios Educativos Integrales para Personas con Impedimentos para modificar la composición de los miembros del Comité Consultivo para brindar mayor balance con respecto a los intereses de las personas con impedimentos. LEY NÚMERO 258 DE 30 DE NOVIEMBRE 2006, enmienda la Ley Núm. 10 de 24 de mayo de 1989, según enmendada, para disponer que se depositará una suma de tres millones de dólares ($3,000,000) del balance de premios no reclamados en una cuenta especial, denominada Fondo Especial para el Desarrollo de las Categorías Menores, a ser administrada por el Departamento de Recreación y Deportes, para promover actividades de recreación y deportes en el país, enfatizando aquellas actividades dirigidas a personas con impedimentos. LEY NÚMERO 263 DE 13 DE DICIEMBRE 2006, instituye el servicio de Evaluación Vocacional y de carrera como un derecho para los estudiantes con impedimentos que reciben servicios de educación especial bajo la Secretaría Auxiliar de Educación Especial, adscrita al Departamento de Educación de Puerto Rico, garantizándoles su desarrollo pleno e integrándolos al mundo del trabajo en sus respectivas comunidades. LEY NÚMERO 72 DE 23 DE JULIO 2007, enmienda la Ley para la Administración de los Recursos Humanos en el Servicio Público del Estado Libre Asociado de Puerto Rico a los fines de disponer que se ofrezcan adiestramientos a los empleados públicos sobre el vocabulario adecuado que se debe utilizar al dirigirse a las personas con impedimentos, a través de la División para el Desarrollo del Capital Humano. LEY NÚMERO 91 DE 30 DE JULIO 2007, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada, a los fines de prohibir que cualquier persona natural o jurídica, por sí o a través de otra, impida, estorbe, limite o excluya a otra persona con impedimentos, por el mero hecho de tales impedimentos, de participar, formar parte o disfrutar en o de cualesquiera programas o actividades organizadas, patrocinadas, operadas, implantadas, administradas o de cualquier otra forma dirigidas o llevadas a cabo por cualesquiera instituciones públicas y privadas, de todos los niveles de enseñanza e independientemente si reciben o no recursos económicos del Estado; y para otros fines. LEY NÚMERO 88 DE 30 DE JULIO 2007, enmienda la Ley del Procurador de las Personas con Impedimentos a los fines de ampliar su jurisdicción; para que el Procurador considere el interés de las personas con impedimentos al organizar actividades educativas, sociales, culturales, recreativas, y cualesquiera otras que contribuyan positivamente a su rehabilitación, desarrollo e inclusión total en los aspectos de la sociedad; para que se diseñe un plan de divulgación sobre los derechos que surgen de las leyes estatales y federales. LEY NÚMERO 162 DE 9 DE NOVIEMBRE 2007, para crear un Directorio en Línea, dentro de la página cibernética de la Oficina del Procurador de Personas con Impedimentos, que contendrá una lista de los concesionarios de gasolina participantes que ofrezcan el servicio de asistencia en el expendio de gasolina a las personas con impedimentos, que así lo soliciten, y la colaboración del Departamento de Asuntos del Consumidor (DACO), Departamento de Transportación y Obras Públicas, y la Oficina del Procurador del Veterano para la publicidad de este Directorio. LEY NÚMERO 177 DE 4 DE DICIEMBRE 2007, para enmendar la Sección 2020 de la Ley Núm. 120 de 31 de octubre de 1994, conocida como “Código de Rentas Internas de Puerto Rico”, según enmendada por la Ley Núm. 117 de 4 de julio de 2006, a los fines de corregir la omisión de la exención especial para veteranos con impedimentos y personas no videntes y actualizar el lenguaje usado; así como para corregir la numeración de las Secciones 2023 a 2025, según enmendadas. LEY NÚMERO 30 DE 18 DE MARZO 2008, enmienda la Ley de Servicios Educativos Integrales para Personas con Impedimentos a los fines de disponer sobre la digitalización de los expedientes, evaluaciones y otros documentos relacionados con las personas con impedimentos; establecer que los servicios integrales que se extiendan respondan a las necesidades idiomáticas del recipiente; y modificar la definición de padre a fin de atemperarlo a lo dispuesto en la Ley Federal “Individuals with Disabilities Education Improvement Act”, mejor conocida como IDEA. LEY NÚMERO 108 DE 11 DE JULIO 2008, enmienda la Sección 2301, y añadir una nueva Sección 2512A a la Ley Núm. 120 de 31 de octubre de 1994, según enmendada, a los fines de eximir de la imposición del impuesto sobre ventas y uso (“IVU”), aquellos artículos y equipos para suplir deficiencias físicas o fisiológicas a personas con impedimentos. LEY NÚMERO 117 DE 17 DE JULIO 2008, enmienda la Ley para la Inversión en la Industria Puertorriqueña para incluir en la política preferencial de compras del Gobierno de Puerto Rico a los productos envasados, ensamblados, producidos o manufacturados por empresas sin fines de lucro que emplean personas ciegas o personas con impedimentos severos. LEY NÚMERO 176 DE 6 DE AGOSTO 2008, establece la Ley para el Acceso a los Servicios Esenciales de las Personas con Impedimentos Significativos, Mayores de 21 años, de Puerto Rico; crea el Fondo de Oportunidades y Acceso a los Servicios Esenciales para las Personas con Impedimentos Significativos de Puerto Rico; y establece un Proyecto Demostrativo. LEY NÚMERO 201 DE 8 DE AGOSTO 2008, ordena a toda compañía privada, cooperativa, institución bancaria local o extranjera que provea servicios de cajeros automáticos en la jurisdicción de Puerto Rico, a implementar en todos los cajeros automáticos la opción de teclados con Sistema “Braille” así como el sistema para utilizar auriculares, y de esta manera hacer accesible estas máquinas a las personas no videntes o con impedimentos visuales. LEY NUMERO 235 DE 9 DE AGOSTO DE 2008, Para facultar al Departamento de Recreación y Deportes, en coordinación con el Departamento de Salud y el Departamento de Educación, para la creación y establecimiento de un “Protocolo Uniforme de Atención para el Niño Obeso” en las escuelas del sistema de educación pública. LEY NÚMERO 208 DE 9 DE AGOSTO 2008, enmienda la Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos a los fines de establecer enlaces interagenciales en todos los departamentos, agencias, instrumentalidades, municipios y corporaciones del Gobierno del Estado Libre Asociado de Puerto Rico. LEY NÚMERO 268 DE 13 DE AGOSTO 2008, enmienda la Ley de la Administración de Servicios Generales a los fines de permitir el traspaso, venta, cesión, donación o transferencia de equipo o propiedad reutilizable a agencias, instrumentalidades públicas, municipios o individuos particulares cuya finalidad sea mejorar, mantener o aumentar las capacidades de las personas con impedimentos en su proceso habilitativo, educativo, rehabilitativo o vida independiente. LEY NÚMERO 259 DE 13 DE AGOSTO 2008, enmienda la Ley Núm. 44 de 2 de julio de 1985, según enmendada, a los fines de prohibir que cualquier persona natural o jurídica, por sí o a través de otra, impida, estorbe, limite o excluya a otra persona con impedimentos por el mero hecho de tales impedimentos, de participar, formar parte o disfrutar en o de cualesquiera programas o actividades organizadas, patrocinadas, operadas, implantadas, administradas o de cualquier otra forma dirigidas o llevadas a cabo por cualesquiera instituciones públicas y privadas, de todos los niveles de enseñanza e independientemente si reciben o no recursos económicos del Estado. LEY NUMER 277 de 15 DE AGOSTO DE 2008, para enmendar el Artículo 7 de la Ley Núm. 97 de 10 de junio de 2000, según enmendada, conocida como “Ley de Rehabilitación Vocacional de Puerto Rico”, a los fines de eximir a la Administración de los requisitos de la Ley Núm. 164 de 23 de julio de 1974, según enmendada, en la adquisición de equipos especializados y tecnológicos; y aclarar que dicha exclusión comprende la adquisición de bienes y servicios sin sujeción al Registro Único de Licitadores. LEY NUMERO 20 DE 28 DE MAYO DE 2009, para enmendar los Artículos 1 y 2 de la Ley Núm. 79 de 18 de mayo de 2000, con el propósito de designar el día 2 de abril como el Día Mundial de Concienciación sobre el Autismo; y para otros fines relacionados. LEY NÚMERO 57 DE 5 DE AGOSTO DE 2009, para establecer como política pública el proteger a las personas con impedimentos contra la explotación financiera por parte de familiares, personas particulares o empresas privadas; y para enmendar el Artículo 3, inciso (e), y el Artículo 4, inciso (d) de la Ley Núm. 238 de 31 de agosto de 2004 conocida como “Carta de Derechos de las Personas con Impedimentos”, para atemperarla a la política pública propuesta. LEY NUMERO 59 DE 5 DE AGOSTO DE 2009, para adicionar un nuevo inciso (e) y redesignar los incisos (e) a (l), respectivamente, como (f) a (m), del Artículo 9 de la Ley Núm. 2 de 27 de septiembre de 1985, según enmendada, conocida y citada como “Ley de la Oficina del Procurador de las Personas con Impedimentos”, a fin de ordenar al Procurador de las Personas con Impedimentos la creación de un sistema integrado de información estadística sobre empleo, referente a las personas con impedimentos. LEY NUMERO 165 DE 16 DE DICIEMBRE DE 2009, para enmendar los Artículos 3 y 7 de la Ley Núm. 377 de 16 de septiembre de 2004 a los fines de aclarar la definición del concepto de “rehabilitación”, los requisitos de política pública sobre rehabilitación y reinserción y las condiciones para otorgar una certificación de rehabilitación. LEY NUMERO 15 13 DE FEBRERO DE 2010, para declarar el mes de noviembre de cada año como el Mes del Cuidado y Rehabilitación de las Personas con Epilepsia en Puerto Rico (Recuperado de http://www.camaraderepresentantes.org/leyes.asp y www.lexjuris.com).


Referencia:
Cámara de Representantes de Puerto Rico. (2008). Legislación en beneficio a las personas con impedimentos. Recuperado el 27 de marzo de 2010, de http://www.camaraderepresentantes.org/leyes.asp

Foto de: http://www.panoramadeloriente.com/diario/images/stories/noti/MARAVANINOSESPECIALES.jpg

Tuesday, August 31, 2010

Conducta libre de rabietas


Por Camile Roldán Soto / end.croldan@elnuevodia.com


Vas de compras con tu hija. Entran a una tienda de juguetes para buscar un artículo en particular. Ella se antoja de otra cosa. Le dices que no puedes comprarla. Ella insiste. Vuelves a explicarle. La pequeña llora y grita. Estás cansada, te da pena y, para colmo, te abochorna ser el centro de atención. Entonces sientes que no puedes evitarlo: cedes.

Incumplir a tu palabra en situaciones como esta siembra la base para los problemas de conducta que tantos dolores de cabeza causan a madres y padres. Cuando dices una cosa y haces otra, le enseñas a tu hijo que tu palabra no vale.

“Los padres tienen que cumplir con lo que dicen porque, de lo contrario, los niños aprenden que si insisten pueden salirse con la suya. Esto crea problemas de conducta mayores en el futuro”, explica la psiquiatra Lelis Nazario, directora del Programa de Psiquiatría de la Universidad de Puerto Rico.

Hay diversidad de razones que explican la ambivalencia a la hora de establecer normas, según la experiencia de la experta. A veces el tiempo para estar con los hijos es muy limitado y, cuando por fin se comparte en familia, hay padres que sienten alivio al darles todo. Otros expresan que sienten pena o están demasiado cansados como para lidiar con la conducta.

Tanto Nazario como la psiquiatra Karen Martínez coinciden en reconocer el reto que representa establecer normas en el hogar, pero sostienen que el precio de no hacerlo bien vale el esfuerzo.

Por dónde comenzar

“La disciplina empieza desde que los niños nacen, cuando se crea el enlace con el bebé al responder a sus necesidades. Cuando los niños son pequeñitos, se debe responder al momento, para que entiendan que hay alguien ahí para ellos y desarrollen confianza”, establece la doctora Nazario.

Dejarlos llorar durante los primeros meses de vida bajo el supuesto de que así aprenderá a comportarse evita que desarrollen seguridad en sí mismos y en quienes les rodean. Es importante tener presente que el llanto es la única forma que el bebé tiene para comunicarse. Si está hambriento, tiene calor, se siente enfermo solo o demasiado estimulado, es de esperarse que llore.

Martínez señala que el temperamento del bebé determinará en gran medida cuánto tolera las circunstancias que le causan incomodidad. Cuando un niño demuestra un carácter “difícil”, la recomendación a los padres es ser más rigurosos con la rutina, principalmente a la hora de comer y dormir. Saber qué esperar le ayuda a disminuir la ansiedad.

A medida que crece, es aconsejable anticiparle cuando habrá cambios en su rutina. Además, es muy importante la guía de los cuidadores para ayudarle a canalizar correctamente las emociones. Es decir, poco se logra cuando a un niño histérico se le pega o se le grita, pues disciplinar no es castigar o amenazar. Significa ayudar al menor a comprender cuál es la forma de comportarse según su edad y, para lograrlo, el modelaje es fundamental.

Especialmente en las etapas más tempranas del desarrollo, las mejores herramientas para disciplinar son “la supervisión, la distracción y la reorientación”, según explica el Programa de Capacitación contra la Violencia de la organización Act Against Violence.

“El niño con temperamento difícil no actúa con maldad. Los padres deben ser sus modelos para aprender cómo se deben comportar”, señala Martínez.

Ni tanto ni tan poco

En la disciplina, como tantas áreas en la vida, los excesos son nocivos. Las psiquiatras coinciden en que a menudo observan en consulta dos extremos: padres muy flexibles o demasiado estrictos.

“Los niños necesitan disciplina y orden. Tienen que saber a quién tienen que respetar. Lo padres demasiado complacientes crían hijos que después no se pueden adaptar a otros ambientes”, sostiene Martínez.

Enfrascarse en discusiones filosóficas o discursos prolongados con los niños no resulta, como tampoco es eficiente demostrar rabia o gritar.

Los niños deben acostumbrarse a seguir instrucciones impartidas con un tono amable pero firme.

Por otro lado, las normas demasiado rígidas crean un ambiente muy cargado para el niño, que le impide aprender de sus errores. Además, enfocarse sólo en lo negativo le envía el mensaje de que así puede llamar la atención de sus padres.

“Una de las prácticas que se deben evitar es no poner atención a las cosas buenas que hacen los nenes”, señala la doctora Nazario.

El refuerzo positivo es la práctica de prestar atención a los buenos comportamientos. Cuando esté jugando, solo involúcrate de alguna manera, aunque sea momentáneamente, para desmostrarle que estás pendiente.

Qué hace la diferencia

La consistencia es la clave para evitar los comportamientos no deseados. Uno de los obstáculos para ser consistente es advertir consecuencias que no vas a cumplir como, por ejemplo, decirle: si no recoges tu cuarto no vamos para Disney. En su lugar, las psiquiatras aconsejan a los padres ser realistas y razonables al establecer sanciones. Nunca debes prometer algo que no estés dispuesto a cumplir. Y eso aplica también a las promesas de premios.

Cuando los niños tienen claro que sus acciones tendrán consecuencias, aprenden a hacerse responsables de sus actos.

Para practicar el refuerzo positivo, puedes escribir en un papel los comportamientos deseados y al final del día revisarlo para determinar junto a él con cuáles cumplió. Puedes colocar un sello o una carita feliz a modo de recompensa. Esto no quiere decir que el niño debe esperar recompensa, mucho menos material, por todo lo bueno que haga. Simplemente, con reconocer su buena conducta, incluso verbalmente, le envías el mensaje adecuado.

Mirarse al espejo

En ocasiones, la mejor manera de prevenir malos ratos es hacer lo posible por evitar desahogar en los niños los corajes o frustraciones. Cuando los padres reconocen que están demasiado estresados y tienen menos paciencia que de costumbre, pueden lidiar más astutamente con las circunstancias que surjan.

No se trata de ceder la autoridad, sino de buscar formas creativas de lidiar con los ánimos. Inventa algún juego o actividad con el cual pueda entrenerse solo mientras te despejas un rato. Busca ayuda de familiares o vecinos o, simplemente, ten en cuenta que el niño no es responsable de lo que ocurre en tu trabajo o vida personal, aconsejan las entrevistadas.

Lo que sí funciona

Haz que el niño descanse o juegue solo durante un tiempo, cuando él o ella continúa irritando a los demás, pelea, busca pleitos, pega y patea. Estar apartado durante un rato le permite al niño calmarse. Luego puedes poner en práctica otras formas de animar un mejor comportamiento.

MANEJO DEL COMPORTAMIENTO Habla con el niño calmadamente, para enterarte de lo que sucedió, por qué y cómo el mismo niño lo ve. Luego habla sobre formas diferentes de manejar esto. Lleguen a una solución que sea aceptada tanto por ti como por el niño. Esto ayuda a que el niño aprenda a ser responsable de su comportamiento.

REDIRECCIÓN. Cuando los niños pequeños se ven en problemas, detenlos, explícales por qué los estás deteniendo y sugiéreles otra actividad. Cuando rayan la pared, proporciónales papel y crayones. Cuando corren peligrosamente dentro del hogar, llévalos afuera para jugar un juego donde puedan correr. Cuando tiren libros, reúnelos para leerles un cuento u organiza un juego de tiradas y atrapadas.

ARREGLAR. Cuando los niños causan problemas o se lastiman, hazlos arreglar o solucionar el problema o al menos que ayuden en el proceso. Si derraman leche, dales un paño para que lo limpien. Si rompen un juguete, pídeles que lo arreglen. Si hacen llorar a otro niño, permite que ayude a calmarlo. Si tiran juguetes por la habitación, pídeles que los guarden.

SÉ FIRME. Explica de un modo claro y firme, o incluso obliga al niño a hacer lo que tiene que hacer. No uses un tono de voz indeciso. Habla en un tono que le permita saber que estás seguro de lo que dices y que esperas que el niño lo haga. Ser firme no significa gritar, amenazar, razonar o quitar privilegios. Ser firme funciona en muchas situaciones y para un niño de cualquier edad.

MANTÉN EL CONTROL. Actúa antes de que la situación se salga de control, antes de enojarte o sentirte demasiado frustrado, y antes de que el comportamiento del niño se vuelva irracional.

SÉ IMPARCIAL. En otras palabras, “mantén la calma”. Si tu hijo hace algo que no apruebas o que está mal, imagina que es el hijo de tu vecino y pregúntate: ¿qué harías? O imagina que eres el maestro de tu hijo. ¿Cómo manejaría esta situación el maestro? Esta es la forma en la que tú podrías manejarla también.

Más herramientas

Establece límites:

Usa instrucciones positivas con tono amable como por ejemplo: “Por favor guarda el juguete ahora mismo”.

Cuando le pidas algo, hazlo de manera positiva. Por ejemplo: “Por favor, habla en un tono más bajo o calmado”, en lugar de gritar: “No grites”.

Usa las palabras “cuando” y “entonces” como un aviso sobre algo, en lugar de emitir amenazas. Por ejemplo: “Cuando termines de tomar la leche, entonces podrás ir a jugar”.

Ignora:

Algunos comportamientos que no son peligrosos para el niño o para los demás deberían ser ignorados. Algunos ejemplos son: tono quejoso, discutirlo todo, usar malas palabras o tener una rabieta. Si no ignoras algunos de estos comportamientos, te la pasarás corrigiendo al niño y estarás prestando atención a comportamientos negativos, en lugar de positivos. Decide cuáles comportamientos puedes ignorar. Intenta distraer al niño. Por ejemplo, llama su atención al elefante en el libro o cualquier otra cosa alrededor. Además, alaba el comportamiento positivo. Por ejemplo: “Me gusta mucho cuando, en vez de gritarme, me explicas por qué estás enojado”.

Enseña las consecuencias:

A veces los padres le pueden enseñar al niño a no repetir un comportamiento negativo, si le advierten o le avisan lo que le puede pasar como consecuencia de su acción. Claro, que si el niño está en peligro este principio no aplica. Siempre hay que explicarle al niño la conexión entre su comportamiento y las consecuencias.

Pérdida de privilegios:

Cuando un niño tiene edad suficiente para entender que se le quitará un privilegio, si continúa portándose mal, esto puede ser una experiencia instructiva. Se le ofrece al niño la oportunidad de controlarse o perder el privilegio y se le enseña que sus acciones tienen consecuencias. No es justo quitar privilegios sin haber advertido que esta será una consecuencia. Es importante tener en cuenta el nivel de desarrollo del niño, al determinar si el comportamiento amerita la suspensión de un privilegio.

Algunos ejemplos son:

A los 3 años, si el niño les tira arena repetidamente a los otros niños pierde el privilegio de quedarse jugando en la arena.

A los 4 años, si bota la muñeca de su hermanita pierde el privilegio de jugar con los juguetes de su hermana.

A los 5 años, si escupe a su hermano mayor no se le leerán cuentos antes de acostarse.

A los 6 años, si destroza el rompecabezas de su hermano o hermana, deberá quedarse dentro de la casa mientras sus hermanos montan bicicleta.

A los 7 años, si falta el respeto no podrá ver su programa de televisión favorito.


_________________________________________________________

Fuente: Programa de Capacitación contra la Violencia

www.ActAgainstViolence.org

Recuperado el 31 de octubre de 2010, de http://www.elnuevodia.com/conductalibrederabietas-770065.html

Foto de http://www.laopinon.cl/tmp_images/372/noticia_18552_normal.jpg