Search This Blog

Saturday, July 14, 2007

La ansiedad por separación (artículo)

La ansiedad por separación por la que pasan los niños despues de un divorcio es preocupante. Es muy típico que luego de una separación ocurran cambios en la conducta de los adultos involucrados, pues ambos tendrán que ajustarse a un nuevo estilo de vida ante la ausencia del compañero(a). Independientemente de la razón del divorcio, ocurren cambios que generan ansiedad en las personas y podrían surgir problemas si los mismos no se manejan bien. Es típico que algunos adultos presenten síntomas de depresión mayor o ansiedades y esto empeora la salud mental del adulto, lo que se refleja en dificultad para mantener el control al momento de disciplinar a los hijos.
En el caso de los menores, la situación podría ser más difícil, toda vez que a los niños les cuesta trabajo comprender el divorcio y por qué los padres se tienen que ir a vivir por separado. Se les hace difícil porque no saben cómo expresar sus miedos y preocupaciones; incluso, se pueden sentir culpables.
También a los niños les toca adaptarse a los cambios y por no tener la madurez emocional de un adulto podrían mostrar problemas de conducta. La situación podría empeorar más si los padres no saben manejar la situación, en especial entre padres que hablan mal del que era su cónyuge. Los más chicos también se pueden deprimir o padecer de una condición mental que se conoce como ansiedad por separación.
Es importante aclarar que no todos los niños y/o adolescentes se afectan de la misma manera ante el divorcio de sus padres. Esto depende de muchos factores, entre los que hay que considerar si eran muy apegados o no al padre o madre que se fue de la casa, la madurez emocional y si el ambiente antes del divorcio era uno violento.
La norma es que ocurran cambios en la conducta, tal como está mostrando tu hija. Algunos podrían verse afectados en la parte académica. Si a esto se le añade que alguno de los padres o ambos no están bien emocionalmente luego de su separación, la situación se complica.
Existen diferentes profesionales que te pueden ayudar. Si tu hijo(a) presentaba problemas de disciplina y aprendizaje desde pequeño(a), mucho antes de ocurrir el divorcio o la inestabilidad matrimonial, una evaluación neurológica y sus recomendaciones podrían servir de gran ayuda. Por otra parte, es el sicólogo quien puede ayudar a modificar esa conducta, mediante las terapias.
Es muy importante dejar establecido que los padres pueden ayudar mucho en esto. Algunas de las cosas que podrían hacer, es ponerse de acuerdo en cómo disciplinar a su hijo(a), nunca hablar mal de su ex cónyuge, demostraciones de cariño y mantener un ambiente de confianza y diálogo con su hijo(a).
Un profesional de ayuda o hasta el mismo sicólogo(a) quien atienda a tu hijo(a), si decides llevarlo(a), podría orientar a ambos padres para manejar la situación de manera saludable. La buena salud mental de ambos padres y la buena comunicación podría hacer la diferencia para facilitar el proceso de adaptación de tu hijo(a). Recuerda que los padres se divorcian entre ellos, pero no así de los hijos.

Por: Dr. Eduardo A. Lugo Díaz; psicólogo del Centro Girasol en Caguas. crcarrios@yahoo.com
Publicado en el Nuevo Día el 14 de julio de 2007
http://www.endi.com/noticia/familia/vida_y_estilo/ojo_a_la_ansiedad_por_separacion/245841

Nota: Editado para ser presentado en esta página web. No se hizo arreglos de consejos ni estilo, sino de palabras o frases para mejor entendimiento. Este artículo es basado en una pregunta hecha al Dr. Lugo por una madre preocupada (W.V.) por su hja de 10 años de edad.

No comments: