Search This Blog

Saturday, February 13, 2010

Diez planes para divertirse con sus hijos sin salir de casa


Por: Natalia do Vale
10 de febrero de 2010

Los niños pasan el año esperando por sus vacaciones, sean éstas de fin de curso, de Navidad o Semana Santa. Pero los padres no siempre pueden complacerlos en sus deseos de viajar, ir a la playa o pasar el día en la piscina de algún club.

Muchas veces la mayor parte del tiempo de descanso transcurre dentro de la propia casa. Y ahí es importante la creatividad para divertirse sin quedarse en la rutina de la TV, los videogames o la computadora.

Los adultos deben estimular la búsqueda de nuevas actividades y participar de éstas. ¿Falta plata?: quién dijo que imaginación y creatividad necesitan de dinero!. Siempre es posible pasarla bien en casa junto a la familia o los amigos, porque -como explica la sicóloga familiar Tania Vieira-, "las actividades promueven el fortalecimiento de los lazos entre padres e hijos, y entre hermanos. También es una buena oportundiad para que los padres conozcan a los amigos de sus hijos", agrega la especialista.

Si su rutina le impide quedarse mucho tiempo en casa durante la semana, no se deje vencer por ese obstáculo. "Haga planes con su hijo los fines de semana, y en la semana déjelos a cargo de la persona encargada de cuidarlo", sugiere la sicóloga. Otra buena opción es hacer turnos con otras madres, para que cada familia se quede a cargo del grupo de chicos en el tiempo libre del cual disponen, así todos salen beneficiados.

A continuación, diez pasatiempos posibles para aprovechar las vacaciones con los pequeños.

1. Cine en casa
No existe paseo más simple y agradable que una sesión casera de cine. En ella, superhéroes, princesas y monstruos entran en escena y los niños se divierten y sueltan la imaginación. No hay que estar en el cine para que aparezca la magia; transforme su sala en un cine de última generación, con cortinas inventadas, sillas traídas de otras habitaciones y golosinas caseras. Fabrique entradas para "vendérselas" a los chicos y cierre las persianas para que no entre la luz. Al final de la película siéntese con los chicos a comentar sus impresiones sobre la historia que acaban de ver.

2.Taller de teatro
Desempolve la ropa vieja y la peluca de la fiesta del año pasado, junto al maquillaje que ya no usa. Reúna todos los ingredientes, cree un "escenario" en la sala y entre en el clima teatral. El sofá puede ser la primera fila, y si hay patio coloque sillas allí para que el público infantil asista y participe de la performance. Ayude a los niños a escoger sus personajes. "La idea es que todos participen y la historia se construya en grupo. Al final de la presentación cada uno puede contar cómo fue eso de ser actor por un día", dice la sicóloga. "Su casa se tranforma en un escenario que garantiza risas y mucha interacción", concluye.

3.Contar historias
Un estante en desuso como escenario y los amigos de sus hijos como ayudantes serán suficientes para una buena sesión de historias. Además de favorecer la interactividad, contar historias desarrolla la imaginación de los niños. Y en el caso de los más pequeños sirve para perfeccionar el lenguaje. "Los libros son bienvenidos en cualquier ocasión, y no hay quien se resista a una historia bien contada"", asegura al contadora de historias Janaina de Farias.
"Contar historias en grupo implica imaginación, coordinación motora, información, desinhibición y otras habilidades por parte de quien cuenta y de quien escucha, todas fundamentales en el desarrollo infantil", complementa la sicóloga Vieira.

4.Pinic casero
¿No puede irse al parque? Si usted tiene un jardín o patio en casa, extienda un mantel, ponga unos platitos, golosinas caseras, frutas y algún jugo, y la diversión está garantizada. A los chicos simplemente les encantará. Invítele a sus amigos y que cada uno traiga algo para comer. "Música y juegos deben formar parte del plan", recomienda Vieira.

5.Culinaria divertida
¿Qué tal jugar a ser chef de cocina? Los niños eligen la receta y ayudarán a prepararla luego de protegerse la ropa, atarse el pelo y lavarse bien las manos. "Es un juego divertido que hace que los chicos se familiaricen con los quehaceres domésticos, pero hay que tener cuidado con el fuego y los objetos cortantes. Los padres o un adulto responsable deben estar atentos a los peligros", alerta la sicóloga.

6.Taller de pintura y artes
Pintura, plastilina, acuarelas, papel, pinceles, arcilla, cartulina... todo sirve. "El taller de artes es un excelente plan para padres e hijos, que aprenden juntos el placer del arte y entrenan la coordinación motora en obras que pueden usar para adornar su casa; además, ¿qué madre se resiste a un dibujo hecho por su pequeño?".

7. Cascada de patio
No existen los niños a los que no les guste zambullirse en el agua durante las vacaciones. Pero si la playa o el club no están entre sus posibilidades, no hay problema: arme una "selva" en el patio o la terraza. Cuelgue una manguera en la cuerda de secar ropa, ponga alfombritas impermeables en el piso, y que se venga el agua (aproveche para reusarla, evitando el desperdicio). La idea es hacer de cuenta de que se trata de una cascada, poniendo la imaginanación de los participantes en el juego.

8.Campeonato de juegos
Cartas, rompecabezas, dominó, mímica, ajedrez, damas, vodeojuegos. Si algo sobra son las opciones de juegos para satisfacer a los pequeños en las vacaciones. Pero el juego es más divertido si todos organizan un campeonato. "A los niños les gusta competir, y la competencia les enseña que hay que saber perder, de la misma forma en que se disfruta del triunfo", explica Vieira.

9.Camping en el balcón
El contacto con la naturaleza y los juegos son las principales atracciones de los campings vacacionales. Los niños esperan ansiosos por las caminatas y por dormir en carpas por unos días. Pero si el camping es inaccesible para su prepuesto o sus tiempos, improvise. Monte una carpa en el patio o el el balcón. Si tiene un jardín, mejor. Si no tiene carpa, fabrique una con sábanas, y forre el pise con un edredón para que sea cómodo a la hora de acostarse. Haga una programación de juegos y simule una caminata de búsqueda del tesoro por la casa para descubrir nuevos espacios.

10. Clases de gimnasia
1, 2, 3, 4.... 4, 3, 2, 1. Las vacaciones son ideales para hacer más ejercicio. Aproveche la oportunidad para mover el esqueleto junto a sus hijos. Es una forma de motivarlos a hacer deportes y a tener hábitos más saludables. Tenga cuidado para no exagerar; la idea es divertirse, no hacer de personal trainer al pie de la letra.

Trucos infalibles
-Todos los días son para jugar. Los padres deben aprovechar los ratos libres para establecer una rutina de juego con sus hijos; lo ideal es una vez por día o una vez por semana.
-Estrechando lazos. "Durante este tipo de actividades los hijos tienen la oportunidad de ver a los padres como amigos, desarrollando la confianza en ellos; por eso, hay que abrir caminos a través del juego", sugiere la sicóloga Vieira.
-Lazos afectivos fortalecidos. Esos lazos con los padres son los que moldean la personalidad de los niños y les hacen ajustar su papel en la sociedad y en la familia.

_____________________________
Recuperado el 13 de febrero de 2010, de
http://espanol.news.yahoo.com/s/10022010/81/salud-diez-planes-divertirse-hijos-salir.html


Foto de
http://www.flickr.com/photos/espaciosparalaconvivencia/2336955836/

No comments: