Search This Blog

Tuesday, October 11, 2011

Universo “tween”: Conoce qué opinan y cómo ven el mundo los chicos que están entre la niñez y la adolescencia

Por Ileana Delgado Castro / idelgado@elnuevodia.com

Recuperado el 11 de octubre de 2011, de www.endi.com

No son adolescentes, pero tampoco se perciben como niños. Son los años de los "tweens", como se les denomina en inglés a los que están en medio de dos etapas ("between") y que se distancian enormemente de los preadolescentes de antaño.

Son chicos y chicas entre 9 y 12 años, asiduos usuarios de internet y fervientes aliados de la tecnología. El término comenzó a ser utilizado hace varios años, cuando el mundo de la publicidad se dio cuenta de que esta población estaba comenzando a tener poder de decisión en las compras familiares.

De hecho, se dice que son grandes consumidores, al punto que representan casi el 50% del mercado de consumo en el mundo. Algo que, según los expertos en mercadeo, puede que se deba a que tienen -como nunca antes- mucha más información en sus manos.

Precisamente, la mayoría de ellos nació con internet en sus casas. Por lo tanto, los medios de comunicación y sus diferentes plataformas, la computadora, los teléfonos móviles y las diversas aplicaciones tecnológicas, son el pan de cada día para los "tweens".

Para conocerlos mejor, Por Dentro conversó con un grupo de ellos, quienes se expresaron abiertamente sobre diversos temas. Y por cerca de dos horas, Melissa Martínez-Raga, José Miguel Nieves, Frank Urbino, Alexia Morales, Mía Domenech y Alexia Torres hablaron cándidamente, pero con cierta madurez, de sus padres, sus gustos por la música y la moda, cómo emplean su tiempo libre y hasta de temas como la criminalidad y los problemas sociales que se viven hoy día.

Características

Lo primero que se evidenció durante la conversación es que todos navegan por internet un promedio de dos a tres horas o más. A través de la computadora o de su móvil, envían mensajes, "chatean", chequean las redes sociales para ver o poner "post" y establecer contacto con amistades. Algunos, hasta cuando están en la escuela, aprovechan cuando van al baño para ponerse al día y "salirse del aburrimiento" de una clase.

En el tiempo libre prefieren dormir, chatear, ver vídeos de YouTube y mandarles mensajes a las amistades. Pero jugar con muñecas o carritos es tabú. "Las Barbies pasaron de moda... Si me regalan una la guardo para colección o la dejo en la caja y la pongo por ahí...", dijo una de las entrevistadas, mientras las demás reían y asentían.

Y aunque aceptan que ven bastante televisión, también se divierten mucho con juegos que pueden bajar en sus computadoras o en el celular. Por ejemplo, los varones mencionaron el juego Black Ops (de un soldado americano que debe encontrar pruebas de las armas nucleares de Corea del Norte) y FIFA 2010 y 2011 (juegos de fútbol). Mientras que los juegos de Wii, ‘Crazy Taxi’ y ‘We Party’, también fueron mencionados por las niñas.

Beyoncé, Bruno Mars, Katy Perry y Selena Gómez fueron algunos de los artistas mencionados. Además, escuchan canciones de los géneros pop, techno, hip hop, rock y reguetón. Y coincidieron en que la mayoría de la música que escuchan es en inglés. De hecho, muchos de ellos prefieren dicho idioma y, al parecer, si alguien no lo habla bien es motivo de burla.

También juegan algún deporte y se divierten saliendo con sus amistades al cine y a las tiendas y -la mayoría de las veces- son los padres quienes los llevan a los diferentes sitios. "Yo vivo en Plaza, me encanta estar allí", dijo una tras aceptar que su mamá la llevaba. Mientras que otra afirmó que amaba Walgreens. "Podría vivir allí... si fuera un hombre me casaría con él", agregó.

Tres de los jóvenes tenían tarjetas de débito con dinero que los padres les ponían para sus gastos de la semana. Pero solo uno de ellos dijo que era dinero que se ganaba y ahorraba.

De sus padres se expresaron satisfechos de la relación que tenían, aunque algunos resaltaron uno que otro detalle que no les gustaba. "A mí me tratan bien. Pero algunas veces, como que mi papá le da mucha atención a mi hermana mayor y solo comparte conmigo cuando ella no está. Además, a veces me regañan y no me dicen por qué", dijo uno de los jóvenes. Mientras que otra dijo que su mamá era ‘cool’, pero pone "palabras en mi boca y eso me molesta mucho porque cuando trato de decirle que eso no fue lo que dije, me dice que no le conteste". Mientras que otro dijo que lo regañaban, pero él entendía las razones.

También les interesa leer más allá de lo que se le asigna en la escuela. Por ejemplo, dijeron que en el periódico leen la sección del tiempo porque les gusta saber si va a llover o no, además de deportes y el horóscopo. Y, si hay un título que les llame la atención, leen la noticia. Los ‘shoppers’ también les interesan, para chequear si hay productos que les gusten y que quieran comprar. También leen y disfrutan de la sección Mi Pequeño Día.

Guías y supervisión

Según los expertos, los "tweens" tienen unas destrezas cognoscitivas y sociales que les permiten desenvolverse fuera del ámbito familiar fácilmente.

Sin embargo, es muy importante que desde pequeños se establezcan guías de conducta y supervisión, recomienda la consejera profesional Monsita Nazario Lugo, del Centro de Calidad de Vida, quien destaca que también es crucial compartir con ellos porque todavía están más receptivos a lo que se les dice y no están tan rebeldes como suele pasar durante la adolescencia.

Se debe entender, además, que aunque son preadolescentes que creen saberlo todo, siguen siendo niños, especifica Nazario, quien considera que es un peligro que un niño de 12 años tenga la libertad de andar por ahí con un teléfono celular con acceso a internet.

"Eso puede tener muchas consecuencias. Más que nada, porque no hay un adulto que controle lo que hace el niño. Si se le va a dar un teléfono, debe ser limitado para que sea utilizado solo en caso de emergencia", sostiene Nazario.

"Lo primero que tienen que hacer (los padres) para mantener buena comunicación es ofrecerle seguridad. Pero eso no se le ofrece comprándole todo lo que te pide o cediendo a todo lo que quiere para que piense que eres el mejor padre del mundo; esa seguridad se la tienes que ofrecer a través de estructura y de rutinas, a través de reglas consistentes", recomienda Nazario.

Responsabilidades

A la psicóloga clínica Grisell Rodríguez también le preocupa que a los "tweens" no se les estén dando responsabilidades y obligaciones.

"Me preocupa porque esa es una época de formación de responsabilidades y parece que los niños lo obtienen todo a cambio de nada. No son nenes que lavan un carro o que ayuden a recortar la grama en el patio, por ejemplo. Es más, hay padres que les están pagando a los niños por cumplir con sus obligaciones. Y no se les enseña a que en la vida, para conseguir las cosas, hay que trabajar y esforzarse", advierte Rodríguez.

La psicóloga clínica destaca, además, que cuando eso pasa, los niños no crean sentido de pertenencia y que nada los ata a sus padres. "Si desde ahora los estamos criando dándoles todo lo que quieren, van a llegar a la adolescencia creyendo que se lo merecen todo", advierte Rodríguez.

"Hay padres que no salen si los niños no tienen un ‘Game Boy’ en las manos. Y se van hasta Ponce y no hablan en todo el camino, no hay relación de familia y los niños ni siquiera ven la carretera", opina Rodríguez, quien está de acuerdo que un teléfono celular no debe ser una prioridad para un niño mientras está en la escuela.

También destaca el valor de que el niño aprenda que no tendrá todo lo que desea. Eso, de hecho, lo ayudará a aprender que la frustración es parte de la vida y que debe lidiar con esa emoción.

"Los padres deben jugar el juego de 'te lo ganaste' y si no te lo ganas, no lo tienes", recomienda Rodríguez, quien cree que los niños tienen tanta tecnología en sus manos que se limita la comunicación y la integración familiar. Por eso enfatiza la importancia en que la familia salga más junta y participe en actividades deportivas "y así alejarlo un poco de la tecnología".

Sin embargo, destaca que eso no quiere decir que la tecnología se elimine por completo de la vida del niño. "Pero hay que entender que hay edades para todo y los padres deben decidir en qué momento lo usan".

Sus gustos

De las contestaciones que ofrecieron durante el diálogo con Por Dentro, los "tweens" revelaron que:

• No muestran un afán desmediddo por las marcas y compran la ropa que sienten les queda bien. Entre las tiendas favoritas mencionaron American Eagle, Zara, Gap y la boutique Hip Hop.

• Van frecuentemente de tiendas, por lo menos una vez por semana, pero son sus padres quienes pagan por sus compras.

• Navegan por Internet para buscar información al instante; también participan de "chats", estableciendo contacto con sus amistades diariamente.

• El celular es otro medio de comunicación imprescindible. Y aunque prefieren un Iphone, si no se puede, pueden transar por el que los padres les puedan comprar. "Es mejor tener uno 'chipichape' a no tener ninguno...".

• Escuchan canciones de diferentes géneros de música. Desde pop y reggaetón, hasta techno, reggae y baladas. Y la mayoría de la música que escuchan es en inglés. Entre sus estrellas favoritas figuran: Bruno Mars, Katy Perry, Beyoncé y Selena Gómez.

Atentos a...

Levanta bandera si notas que tu hijo muestra conductas que tienden a hacer prevalecer su interés como consumidor.

Aprovecha los momentos cotidianos, durante el trayecto de la casa a la escuela o cuando están comiendo para hablar y preguntarle a tu hijo cómo le fue en la escuela.

Aunque tu hijo tenga 12 años, necesita igual o más atención que la que se le presta a uno de 6. Más que nada, porque tiene inquietudes, preguntas y emociones que no entiende del todo y si no tiene a alguien de confianza para hablar, va buscar la información en lugares que no son los más indicados.

Los expertos sugieren que los padres se involucren en la escuela, ya sea a través de la Asociación de Padres, en comités de recaudación de fondos, como maestro o maestra sustituta o "room mother". Así se les da el ejemplo de que el colegio es importante, lo que les ayudará a mantener sus notas y a desarrollar orgullo por su escuela.

Está pendiente de los modelos que tienen sus hijos. Muchos programas de televisión dirigidos a "tweens" presentan personajes con mucho poder y libertades, poca supervisión y que asumen conductas negativas. El ejemplo que están recibiendo y la presión de los medios podrían exponerlos a conductas riesgosas.

No comments: