Search This Blog

Saturday, January 30, 2010

Espacios creativos y de crecimiento

Por Eileen Rivera Esquilín / erivera1@elnuevodia.com

Las habitaciones de los niños suelen ser los espacios más llamativos y especiales de una residencia. Están llenos de color, secretos y sueños. Así, deben tratarse como espacios que les permitan libertad y que responden a los gustos y necesidades de cada chico o chica. ¿Qué los hace diferentes a las demás estancias de la casa? ¿Cuáles son las tendencias?

“Las tendencias van dirigidas a maximizar el espacio del cuarto. Lo que predomina actualmente es la cama tipo ‘day bed’ y un mobiliario mínimo que sea muy práctico y funcional. Por lo general ya no se utilizan elementos como los llamados juegos de cuarto. En cuanto a los colores, hay una tendencia más atrevida, se mezclan colores inusuales con resultados muy vibrantes”, destaca Pilar Espinosa.

Se trata, según explica, de un estilo más libre, de muebles más lineales, las telas muy coloridas y de que cada cosa tenga su espacio para lograr una armonía. Que nada compita, que todo se aprecie.

“También está muy de moda el arte digital impreso en tela (giclée), que te permite trabajar todo tipo de líneas geométricas con figuras sobrepuestas. Estos se imprimen en tamaños grandes que resaltan sobre paredes pintadas de blanco. En esa misma línea, vemos combinaciones más atrevidas. Las casas de telas van dando unas pautas con las colecciones nuevas que sacan para cada temporada. Hoy nos estamos alejando un poco del famoso ‘chartreuse’ y acercándonos a los tonos amarillos, que son muy hermosos por la gran luz que poseen. A su vez, como color primario, resulta fácil de combinar”, agrega Espinosa, no sin antes señalar que también están en boga los tonos grises, berenjenas, violetas y naranjas.

La experta recalca, además, que no debe perderse de perspectiva que, como se ha comprobado, los colores bien utilizados pueden reducir estados de ansiedad que afectan a los niños. Se recomiendan los tonos pasteles para los más activos e inquietos y los más brillantes para los más tranquilos.


Diseños actuales

En lo que a diseño de espacios se refiere, Espinosa destaca que en las construcciones actuales los dormitorios tienden a ser pequeños y, por esto, “es conveniente fabricar sistemas de módulos”.

“Pueden trabajarse piezas que se unen entre sí. Puede ser un escritorio, ‘bench’, un pequeño gavetero para archivar o cualquier otro tipo de almacenaje. Van adosados a la pared y siempre se le pueden añadir más piezas dependiendo de las necesidades. De igual forma, es importante tomar en consideración la adaptabilidad de estos muebles para poder modificarlos al ritmo del crecimiento de los niños”, agrega.

La mezcla de maderas sigue vigente, sólo que ahora se le está incorporando el blanco. La creatividad no tiene límites. Dice Espinosa que “diseñar un espacio es como pintar un cuadro, se parte casi de cero”. Todo comienza con el tamaño de la habitación, los colores preferidos del niño o niña y sus necesidades. “De ahí partimos para crear una historia”, destaca Espinosa.

“Hoy día, hasta los niños más pequeños prefieren no tener personajes de caricaturas en sus habitaciones. Cuando están en ese proceso de crear una identidad propia, prefieren que eso sea lo que se refleje en sus propios cuartos”, termina la experta.

Para el pequeño príncipe

De otra parte, están los que prefieren los diseños más clásicos. Para este espacio, Ileanita Martínez Palacios optó por las tonalidades claras de azul para que el resultado fuera -aunque se tratara de un bebé- un ambiente elegante y moderno.

“El punto focal era la cuna que se transforma en camita y luego en sofá. La ubicamos en el área de la pared principal para que estuviera enmarcada por dos ventanas. Luego, pensamos en un sofá cama grande por tratarse de una pieza con la que el niño puede crecer”, explica.

El diseño de Martínez, incluye además un mueble blanco -para darle amplitud al espacio- hecho a la medida, en lugar del tradicional clóset, con gavetas y barras para colgar la ropa. Al momento, el centro de este mueble sirve como cambiador, pero cuando el niño crezca se puede convertir en escritorio.

Mientras, las paredes están vestidas con un ‘wallpaper’ de listas de terciopelo. La iluminación que completa la decoración -tanto en el techo como en las paredes- es parte esencial de la misma.

Una propuesta diferente

“El vinilo puede aportar muchísimo a la decoración de una habitación. Es una manera creativa de que el niño se sienta a gusto en su espacio. Es importante tomar en cuenta sus gustos y preferencias antes de decorar su cuarto”, explica Elizabeth Cardona González. Actualmente, explica, se cuenta con 40 diseños dedicados a niños y niñas. Cada diseño se puede ajustar de tamaño, según las medidas de la pared en la cual se colocará el vinilo.

“La ventaja es que los diseños se pueden personalizar, el cliente puede escoger entre una variedad de colores y el costo es asequible. También se pueden hacer ilustraciones con la foto y nombre del niño. Además, hay acabados mate o brillo. El vinilo es un material resistente y tiene una durabilidad de 5 a 7 años. Es apto para toda clase de superficies lisas (‘gypsum board’, cemento, madera, cristal y aluminio). Se puede limpiar con un paño húmedo y es resistente al agua”, agrega Cardona.

_______________
Referencia:

Recuperado el 30 de enero de 2010, de
http://www.elnuevodia.com/espacioscreativosydecrecimiento-665273.html


**Artículo editado para este Blog, sí desea ver el original dirijase al URL arriba mencionado. En el mismo encontrará nombres de tiendas, páginas WEB de las mismas y algunos precios que fueron omitidos en la edición.

No comments: